COMPARTE

AFP

Bélgica, primera selección europea en la clasificación FIFA(2º), puede soñar con llegar lejos en la Eurocopa al ir por la parte más asequible del cuadro, pero primero deberá superar a una entusiasta Hungría, la sorpresa de la primera fase, el domingo en Toulouse (19h00 GMT).

“Somos conscientes de que tenemos una ocasión de oro para llegar lejos en el torneo”, ha admitido el portero belga Thibaut Courtois.

Los Diablos Rojos, segundos en su llave por detrás de Italia, evitarán a las grades favoritas (Alemania, Francia, España e Inglaterra) hasta la final.

El portero del Chelsea, no obstante advirtió contra un exceso de confianza: “No hay que subestimar a los otros equipos. El domingo será muy justo, un cara o cruz”.

Bélgica, a la que solo Argentina supera en el ránking FIFA, se enfrenta a Hungría, que ocupa el puesto 42, por lo que es favorita en este duelo de octavos. Su seleccionador Marc Wilmots “asume” el papel, pero desconfía.

“Quizá partimos con un 60% de chances, pero esto no quiere decir nada en el fútbol. Yo he visto muchos partidos como este. Los húngaros están en un contexto de total relajación, como nosotros estábamos antes de enfrentarnos a Brasil (en octavos del Mundial) en 2002. Sólo había que ver la cara de los brasileños, de lo estresados que estaban porque estaban obligados a ganar”, recuerda el exjugador.

Wilmots tiene motivos para preocuparse. El domingo, frente a los húngaros propondrán un partido muy físico, de replegarse atrás y salir con rápidas contras, cuando en la fase de grupos los Diablos Rojos han demostrado que prefieren los rivales que juegan más el balón.

– Falta de puntería belga –

Los belgas, además, tienen que afinar la puntería. Eden Hazard y Kevin De Bruyne, las dos grandes estrellas de los Diablos Rojos, aún no han destacado en el torneo, por lo que las críticas arrecian en el país centroeuropeo.

Los belgas han disparado a puerta 59 veces en los tres primeros partidos del torneo (el tercer mejor equipo en este apartado), pero sólo 17 entre palos, lo que demuestra la poca eficacia de los delanteros.

Afortunadamente para los belgas, han encontrado la estabilidad defensiva, pese a acudir al torneo con muchas bajas en esta línea, y solo han encajado goles en el primer partido (derrota contra Italia por 2-0).

Courtois dijo también ser “consciente” de las cualidades ofensivas de los magiares y, por si acaso, Wilmots ha pensado incluso en una definición de la eliminatoria por penales, dando el nombre de los cinco lanzadores: Hazard, De Bruyne, Lukaku, Witsel y Mertens.

La principal preocupación belga es el delantero Balazs Dzsudzsak, autor de dos goles ante Portugal en un partido loco (3-3) en el que los lusos estuvieron a punto de despedirse del torneo.

Wilmots, que cumple 50 partidos, espera no acabar ahí su carrera como seleccionador. De momento acumula 33 victorias, 8 empates y 8 derrotas, un balance que le hacer sentir “orgulloso”.

Durante años, Hungría fue uno de los referentes del fútbol mundial: Finalista de los mundiales 1934 y 1958, 3º en la Eurocopa de 1964, tres oros olímpicos (1952, 1964 y 1968), además de una plata (1972) y un bronce (1960)… además de infligir a Inglaterra su primera derrota en Wembley en 1952 (6-3) y acabar humillando a los Pross meses más tarde en Budapest (7-1).

Pero desde aquella generación dorada liderada por Ferenc Puskas, Hungría pasó por unas décadas de travesía en el desierto del que poco a poco parece salir.

Su clasificación como primeros del grupo F (por delante de Islandia y Portugal), su atractivo juego y el entusiasmo de los nuevos ‘magiares mágicos’ permiten a los húngaros soñar, no con repetir las gestas de mediados del siglo pasado, sino por lo menos codearse con los grandes del continente.

Los belgas no solo deberán poner un ojo en Dzsudzsak, ya que los húngaros destacan por su bloque y por contar con jugadores de calidad como Adam Szalai, Adam Pinter, Zoltan Geera, Gergo Lovrencsics o el carismático arquero Gabor Kiraly, que a sus más de 40 años es el jugador de más edad en disputar una Eurocopa.

Su seleccionador, el alemán Bernd Storck, ha destacado el “progreso del equipo durante el torneo” y se mostró convencido de que “esta generación se merece que hablen de ellos”.

Si eliminan a Bélgica seguro que lo conseguirá.

– Posibles alineaciones:

Hungría: Kiraly – Lang, Juhasz, Guzmics, Kádár – Gera, Nagy, Kleinheisler, Dzsudzsák – Szalai, Stieber. DT: Bernd Storck

Bélgica: Courtois – Meunier, Alderweireld, Vermaelen, Vertonghen – Nianggolan, Kevin De Bruyne, Witsel – Carrasco (o Mertens), Lukaku, Hazard. DT: Marc Wilmots.

Árbitro:_Milorad Mažić (SRB)

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.