COMPARTE

AFP

La alianza opositora nacional reunió las firmas que permitirían activar una solicitud de referendo
revocatorio
contra el presidente Nicolás Maduro, pero esta primera etapa es
apenas el inicio de lo que sería una larga carrera de obstáculos.

Tras
recaudar 1,5 millones de rúbricas en apenas dos días -cinco veces más de las
exigidas para pedir que se active la consulta-, la coalición Mesa de la Unidad
Democrática (MUD) realizará la entrega a inicios de la próxima semana para que el
Consejo Nacional Electoral (CNE) lo audite en un plazo de 5 días. Luego definirá los
lugares y fechas para que quienes firmaron acudan a validar su apoyo
consignando además la huella, también en un lapso de 5 días continuos. Para ello se dispondrán 200 puntos en todo el territorio.

Según el especialista en temas electorales, Eugenio Martínez, la normativa da al CNE
hasta 20 días hábiles para verificar y analizar estos requisitos. Si
se cumple el trámite, quedará conformada la denominada agrupación de
ciudadanos que solicitará la activación del referendo. A partir de este punto, se requerirán firmas equivalentes a 20% del registro electoral
(3.959.560), que deberán ser recogidas en 3 días seguidos junto a las
respectivas huellas digitales.

Si
se surte ese requisito, el CNE debería fijar la fecha del revocatorio, que
sería el segundo en Venezuela luego del que ratificó en el poder al presidente
Hugo Chávez en 2004. 

Para
revocar a Maduro, el “sí” debería sacar más de los 7,5 millones de
votos con los que fue elegido
tras la muerte de Chávez en 2013, para completar
el período de 6 años.

Los
tiempos

El
jurista José Ignacio Hernández calcula que todo el proceso hasta la celebración
del referendo debería tardar máximo ocho meses
, si no hay retrasos en el CNE,
acusado por la oposición de servir al chavismo.

Sin
embargo, Eugenio Martínez considera que los tiempos se pueden alargar
considerando, por ejemplo, que la jornada laboral en el sector público se
redujo a dos días semanales para ahorrar electricidad.

La
validación con la huella también podría generar demoras porque los interesados
tendrían que ser citados en función de los cortes de energía, necesaria para
que funcionen las máquinas “captahuellas” (biométricas). Además,
el CNE podría argumentar que requiere más tiempo para auditar las firmas porque
la oposición entregaría muchas más de las necesarias, sostiene el experto.

La logística también es clave, pues el CNE y la MUD deben concertar el
número y ubicación de sitios donde se recogerán las casi 4 millones
de firmas.

La
oposición quiere que el revocatorio se haga antes del 10 de enero, cuando se
cumplen 4 años del período que inició Chávez y que, tras su muerte en
marzo de 2013, viene completando Maduro. Si
el referendo ocurriera después de esa fecha y Maduro lo perdiera, la
Constitución prevé que el vicepresidente -nombrado por el propio mandatario- lo
reemplace. Si es antes, habría elecciones presidenciales.

Otras dificultades

El CNE podría determinar que el 1% de firmas exigidas para pedir la activación de la consulta (200 mil) corresponde al padrón de cada estado, y no a un total nacional. Caracas debería aportar unas 16 mil rúbricas. “Va a complicar mucho, aunque no hay razón para pedirlo así”, dijo Martínez.

El trámite del referendo empezará a coincidir con las elecciones regionales -previstas para el último trimestre- y con un proceso de reinscripción de partidos que exige la entrega de firmas. El especialista advierte que no es de extrañar que el oficialismo impugne la recolección de rúbricas por posibles irregularidades.

Maduro advirtió el jueves que la Constitución lo habilita para suspender eventos de carácter electoral en situaciones de emergencia económica, como la que rige desde enero pasado.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.