COMPARTE

Dayrí Blanco/@DayriBlanco07

Dos días tomando café sin azúcar contaban en casa de los Aguilar Pérez. Por 3 semanas Maritza recorrió cada martes y sábado los supermercados de la ciudad, como se lo permite su terminal de número de cédula, pero no tuvo suerte. El producto regulado en 35 bolívares por kilo integra la lista de artículos con una escasez cercana al 90%. Así que el mercado informal fue su única opción, pero tuvo que pagar 450 bolívares, que es el equivalente al precio en dólares en Estados Unidos tranzado a tasa paralela, lo que para Cipriana Ramos, presidenta de Consecomercio, significa la dolarización de la economía venezolana.

El problema es que, como esta familia, todas en el país cobran sueldos en la moneda local. “Los salarios son calculados en bolívares pero todo se paga con estructuras de costos elaboradas tomando como base divisas estadounidenses”. Un kilo de azúcar refinada en el país norteamericano roza los 0,4 dólares, que multiplicados por los más de mil bolívares que se cotiza cada dólar de los que se consiguen en Venezuela da como resultado el precio que tuvo que pagar Maritza.

Es el Gobierno el que está dolarizando la economía”, advirtió Ramos al recordar que las aerolíneas venden pasajes en la moneda extranjera, se debe pagar la tasa de salida en divisas, y hasta se les permite a los turistas cancelar en dólares por servicios turísticos en el país. “Y eso es peligroso porque nos podemos acostumbrar como los cubanos a vivir con una moneda pobre mientras los turistas se hacen ricos con los dólares dentro del país. Con 100 dólares en Venezuela cualquiera es millonario”, expresó al tiempo que ejemplificó con las manos una gran paca de billetes. “Eso no es más que una competencia desleal a la que nos somete el Gobierno”.

El proceso de dolarización definitivo debe ser estudiado a detalle. “No es algo que se pueda implementar así de fácil”. De momento el salario mínimo venezolano es de apenas 10 dólares calculado a tasa libre, y según los tipos de cambio inaccesibles para la población es de 37 dólares a Dicom y mil 157 a Dipro.

INCAPACITADOS PARA AUMENTO DE SUELDO

El 1° de mayo, como cada año, se espera un incremento salarial. Según determina la experiencia se estima que sea de 15% o 20%. Se trata de un ajuste necesario ante el mermado poder adquisitivo de la población, pero que el sector comercial en el país no tiene capacidad para asumir.

Con inventarios limitados o inexistentes en la mayoría de los casos, que ha provocado que las santamarías se mantengan abajo hasta que mejoren las condiciones económicas, será difícil sumarle otra carga a las estructuras operativas de los establecimientos.

La presidenta de Consecomercio advirtió que los negocios que se mantienen abiertos funcionan según sean los despachos de los proveedores. “Si en las empresas falta pega para hacer los calzados las zapaterías no tienen mercancía, si no hay para elaborar acetonas en las peluquerías el servicio prestado será incompleto, y si las textileras no tienen todo lo necesario para fabricar sus productos no habrá ropa en las exhibiciones”. Solo el 10% de los agremiados a Consecomercio producen o importan. El resto compra la mercancía a terceros.

Esto ha determinado un nivel de escasez de 80% en los establecimientos y de 40% en las alacenas de los hogares del país.

MÁS ALLÁ DE LAS DIFICULTADES

El gremio es optimista. El eslogan de la edición 46 de la Asamblea Anual de Consecomercio lo deja claro: “Comprometidos con el país más allá de las dificultades”. El evento se realizará en Carabobo esta vez, en la sede del hotel Hesperia el 28 de abril con las actividades administrativas, y el 29 con las plenarias programadas.

Las exposiciones comenzarán a las 8:00 a.m. con el economista y socio de Datanalisis, José Antonio Gil Yépez, para debatir sobre el reimpulso de la economía junto al profesor Ramón Piñango, quien disertará sobre cómo enrumbar la economía del país en medio de la situación política actual. También participará Diego Mendoza para explicar la Ley de Legitimación de Capitales ante la situación problemática presentada con la Ley de Ilícitos Cambiarios a la que están expuestos los comerciantes del país por delitos que no han cometido.

Se tocará también el tema gremial y la planificación estratégica para mantener santamarías arriba; mientras que Carlos Dorado abordará la necesidad de hacer modificaciones cambiarias en el país ante el panorama económico con tres tipos de tasas. Alberto Borne tendrá la responsabilidad de exponer sobre las empresas familiares y Esteban Torvar expondrá sobre el turismo como desarrollo económico sustentable.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.