COMPARTE

Sara Pacheco

Un día libre era aprovechado en otras épocas para pasear con la familia. Hoy día la realidad es diferente para algunas personas. Los días, feriados en este caso, son aprovechados para hacer compras. En tempranas horas de la mañana se registró gran cantidad de personas en un supermercado privado en San Diego, sin embargo la avenida Bolívar, El Trigal y el sur de la ciudad, lució desolado. En pocos comercios se ofrecían productos regulados.

En la avenida Las Ferias, por ejemplo, Rosa Mujica, aprovechó para comprar salsa de tomate, que no ha visto en otros establecimientos. Pero por el nuevo precio estimó que aparecería. Los demás compradores pasaban de largo al ver los más de mil bolívares marcados por cada botella pequeña. Al otro lado de la ciudad en un supermercado ubicado en un centro comercial en la avenida Bolívar se hallaba la presentación más grande pero marcaba más del doble estimado.

Por esta razón, los venezolanos han cambiado su dieta. El Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cenda) señaló que en 2015, 37,93% de los rubros que integran la cesta básica no se encuentran con normalidad en los anaqueles. El índice Nacional de Precios al Consumidor anual para alimentos y bebidas no alcohólicas, cerró ese año en 315%. Ciertamente en 2016 la situación ha recrudecido.

(Foto/Saúl Zerpa)

Desde 2014, la alimentación en el país ha ido en declive, según investigaciones del Observatorio Venezolano de la Salud.

Sustituciones y mercados vecinales son la opción más rentable. De acuerdo a la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) en 2014, los estratos socioeconómicos más bajos sustituian mortadela por carne. Hoy día es una opción bastante costosa.


Mercados vecinales

Las alcaldía de Valencia y Naguanagua han popularizado los mercados vecinales. Este martes valencianos aprovecharon el feriado para acudir a Lomas del Este y Trigaleña donde fueron desplegaron la venta de alimentos a mejor precio que en los supermercados. Se ofrecen verduras frescas, frutas, charcutería, carne, pollo, lácteos, pescados, entre otros.

Por ahora esa es la opción. Zoraida Aguilar explicó que puede conseguir ofertas que la ayudan a llegar al fin de la semana. “Hay bolsitas de varios vegetales en Bs 300. O sea puedo resolver la comida en la casa cuando faltan proteínas”. Quienes quieran intentar esta opción, se les puede hacer seguimiento a través de redes sociales o medios de comunicación.


Granos aun incomparables

Los granos han ido desvaneciendoce de la dieta del venezolano. En un supermercado privado en El Trigal, por ejemplo, se consiguen lentejas, garbanzos, arvejas y caraotas rojas. Pero lo sorprendente es el valor. Solo el medio kilo se estableció en Bs 3.600. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.