COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Las cuentas son claras. Antes de la paralización de las cuatro plantas de Cervecería Polar la firma contaba con divisas aprobadas por el Ejecutivo a tasa preferencial de 6,3 bolívares por dólar, pero las restricciones aumentaron. Los insumos con los que cuenta la empresa para operar a capacidad limitada hasta diciembre fueron adquiridos por un préstamo y al cambio flotante que implica un incremento de más de 10.000% de la estructura de costos.

El aumento del precio del producto en el mercado nacional es la consecuencia directa de esta nueva realidad financiera. Una caja de cerveza costaba tres mil bolívares a finales de abril, cuando se agotaron los inventarios de cebada malteada. Dos meses después no puede ser vendida en menos de ocho mil 500, de acuerdo a los datos de la directora general de Cervecería Polar, Marisa Guinand.

Se trata de números que tendrán un impacto considerable en el comportamiento de las ventas de los productos de la firma. “Aún no podremos saber con exactitud cómo se moverá el mercado, pero las estimaciones es que caigan en 40% aproximadamente y que la materia prima que nos está llegando en tres barcos alcance hasta diciembre”.

Esa fue la razón principal por la que la empresa decidió hacer la activación de las líneas de producción de manera progresiva. Solo las plantas de San Joaquín en Carabobo y Modelo en Zulia están operativas con 80% del personal. Las de Los Cortijos en Caracas y la de Oriente en Anzoátegui siguen detenidas. Mientras que de las 83 agencias de distribución, 13 siguen cerradas.

Se espera que la reincorporación del resto del personal se dé de manera paulatina. “Pero eso dependerá del comportamiento del mercado, que aún no lo tenemos claro”.

La suspensión

En febrero de este año se recibió el último cargamento de materia prima a través del sistema que ya era habitual por la asignación de dólares de parte del Cencoex. Las reuniones y peticiones al Ejecutivo de nuevas adjudicaciones fueron insistentes, pero no se obtuvo respuesta pese a que 10 mil puestos de trabajo directos y 300 mil indirectos se pusieron en riego. El 29 de abril se paralizaron las cuatro plantas y a todo el personal se le aplicó suspensión laboral con el pago de una compensación que representa 2,6% del salario básico para un total de 75 mil bolívares en promedio por cada trabajador, “fue una decisión inédita que se tomó por el compromiso que tenemos con nuestra nómina”.

Las pérdidas fueron sustantivas durante paralización durante dos meses de cero ventas en los que se pagó la bonificación que significó costos sin ingresos.

Quienes no han sido reincorporados a sus labores no están despedidos, “siguen suspendidos, por eso no les aplica el reenganche que han solicitado ante el Ministerio del Trabajo”. Pero las visitas parecen no tener fin. Desde el 6 de julio, cuando se reiniciaron parcialmente las operaciones las plantas San Joaquín y Modelo de Cervecería Polar, se han contado 17 inspecciones de comisiones mixtas del Gobierno. La intención es clara para Guinand “se trata de ensañamiento, acoso y persecución contra Cervecería Polar y sus trabajadores”.

Tres gerentes han sido detenidos. En Carabobo Óscar Suárez estuvo 48 horas en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y tras una audiencia rápida en tribunales se le sentenció medida sustitutiva de libertad con régimen de presentación cada 30 días y prohibición de salida del país. Se espera que en los próximos días se den nuevas visitas, pero en las agencias de distribución.

Discriminación

La discriminación persiste. La gerente general de la firma denunció que su competidor, Cervecería Regional, tiene acceso al sistema Dicom para la compra de materia prima, mientras que a Polar se le ha negado esa posibilidad. “Nuestra gente está colocando diariamente las órdenes a través del régimen Dicom para que se nos aprueben las divisas y no hemos obtenido respuesta”.

La cebada malteada es un cereal que no se produce en Venezuela, así que sin dólares es imposible que la empresa funcione. La materia prima con la que cuenta actualmente se obtuvo a través de un préstamo de 35 millones de bolívares acordado el 1° de junio con el BBVA, “pero eso tenemos que pagarlo y para eso necesitamos que el Gobierno nos permita comprar en Dicom”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.