COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

El Banco Central de Venezuela (BCV) no ha cumplido con su tarea fundamental. Su deber es garantizar el sostenimiento del valor del signo monetario. Basta con comparar el precio de una taza de café en enero de 2008, que costaba un bolívar, justo cuando se hizo la reconversión monetaria para hacerlo un sistema más fuerte, con el del mercado actual en 500 bolívares.

El incremento ha sido de 50.000% en los últimos ocho años. “Eso dice mucho del accionar del BCV”, advirtió el director del Instituto de investigaciones de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo (Faces-UC), economista Pablo Polo.

La Constitución ha sido irrespetada por el ente financiero de la república en diversas oportunidades. La reforma de la Ley del BCV de diciembre de 2015 es una muestra de ello. “A eso le sigue la reciente sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que lo autoriza a actuar de manera independiente y sin el consentimiento de la Asamblea Nacional (AN) para la validación en las medidas de financiamiento que toma”.

Para Polo, se trata de un sentido de anarquía que no se expresa legalmente en la Carta Magna al referirse a una institución autónoma.

El especialista aclaró que aunque desde diversos sectores se solicite al Gobierno la unificación cambiaria como la solución a los problemas económicos, eso solo dará como resultado un dólar más caro, e instó a la implementación de un sistema de liberación que por naturaleza fijará un valor único de la tasa.

De seguir con las condiciones actuales la población estará atada a “una esclavitud moderna en la que se tendrá un salario asignado que no sirve para nada”, tomando en cuenta la política de enviar a trabajadores de empresas públicas y privadas al campo para la siembra agroindustrial. “Eso afectará a los trabajadores con la pérdida de la serie de beneficios asociados al ejercicio como bonos de asistencia y productividad y asignaciones de productos que genera la empresa”.

Venezuela no pasó la prueba

Tomas Chacón, director de extensión de Faces, quien participó junto a Polo y el economista Carlos Ñáñez, en el foro realizado en memoria de Milton Friedman, Premio Nobel de Economía 1976, refirió que el índice de libertad económica diseñado por el homenajeado en el siglo XX indica que Venezuela ocupa el último lugar en las 142 naciones estudiadas.

Para el directo de extensión de Faces, si se comparan bajo su mismo referente ideológico que es el socialismo, los asesores del Gobierno son exitosos ya que se ha eliminado el poder de la moneda y se limitan el margen de maniobra del empresariado privado; no obstante si se compara con el modelo que siguen países exitosos es en un fracaso. “Definitivamente si se continúan con el primer planteamiento los resultados serán consecuencias de países deprimidos como Camboya, África y Haití”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.