COMPARTE

FABIO SOLANO | [email protected]

Informe Confidencial, B-5

Dirección de Inteligencia de Carabineros

“Como me fue solicitado, procedo a consignar ante el señor General el informe sobre las Juntas de Abastecimiento y Precios, organismos creados por el gobierno hace poco más de un año, y que actualmente están bajo la supervisión del general Bachelet. Para entender la situación, hay que remontarse a principios del año pasado cuando la crisis se agudizó. En honor a la verdad, los ministros de finanzas no supieron manejar los problemas económicos. Ante la caída de la economía, el gobierno comenzó a emitir billetes en grandes cantidades, y el Escudo se depreció. Cuando aplicaron el control de precios de los productos, las fábricas disminuyeron su producción, pues ningún empresario invertirá en algo que no le de ganancia. La escasez de comida comenzó a afectar a la familia chilena. El mercado negro se convirtió en una opción. Estantes vacíos por ausencia de productos y alimentos, especulación, mercado negro, fueron los elementos que dispararon la inflación. Los dólares salieron rápidamente del país. El gobierno del Presidente Allende intentó detener la crisis alimentaria creando la Secretaria Nacional de Distribución y el 4 de abril de 1972 anunció las JAP.  A cargo colocó al general Bachelet, quien daría el apoyo técnico necesario.

“En teoría todo estaba bien. Las JAP tendrían inspectores ad honorem que fiscalizarían y contarían como poder ejecutivo a la hora de las sanciones. Estas juntas de abastecimiento, conformadas por el pueblo, controlarían la venta de alimentos a través de los comercios establecidos. Al comerciante se le ofreció un diez por ciento de la mercancía para que la vendiera como quisiera, y el otro 90 por ciento sería distribuido por la JAP. Pero la práctica resultó en una total distorsión. Estas JAP pronto fueron dominadas por el Partido Comunista y, en menor grado, por el Partido Socialista. Para entregar la tarjeta que daría a cada chileno el acceso a la comida, comenzaron a exigir la militancia comunista o socialista. Y los del MIR además crearon otros organismos llamados Comandos de Abastecimiento Directo. Con fusiles y pistolas se aparecían en los comercios, para obligarlos a vender comida a sus simpatizantes y militantes.

“Luego de un año de evidente discriminación política en la venta de alimentos, cuando la mayoría de la población protestaba en la calle, el gobierno aceptó que algo andaba mal, y entonces en febrero de este año creó un reglamento para las JAP. De acuerdo con nuestras investigaciones, eso no soluciona nada, pues el problema no es la distribución. En estos momentos, cuando nos acercamos al último trimestre de 1973, la escasez de alimentos es crítica. Hoy día la población no consigue azúcar, té, arroz, fideos, carne, leche en polvo, huevos, manteca, porotos, quesos, lanas y otros productos de primera necesidad. Las filas en los comercios y en los almacenes populares son kilométricas. La gente ya no pregunta que venden, pues llega a la fila y se queda horas y horas, esperando cualquier cosa. Simplemente hay hambre. El fondo de todo esto es el mal manejo de la economía, y hemos escuchado a gente que sabe del tema, diciendo que esto de las JAP y la tarjeta para comprar comida es una copia del sistema cubano de distribución de alimentos.

“La secretaria Nacional de Distribución ha resultado ser un fiasco. Al parecer el general Bachelet, por razones que habría que investigar, no controló las JAP y estas se pusieron al servicio de la politización del hambre, como dicen algunos. El general no es integrante de la Unidad Popular del gobierno, ni de algún otro partido, y al parecer el cargo lo sobrepasó. Los enemigos políticos dicen que en esas JAP hay corrupción, que muchas tienen que ver con el mercado negro. Lo real y tangible es que este tema de la comida para el pueblo, es vital para que el gobierno socialista de la UP supere las graves dificultades en las que se encuentra. Según informaciones recabadas por nuestros agentes, se rumora fuertemente que habrá cambios en la comandancia del ejército. El general Augusto Pinochet es el candidato para asumir al mando, y es de esperar que remueva al general Bachelet de la jefatura de las JAP”.  

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.