COMPARTE

El exfiscal del Seniat Carlos
Lugo Gil fue condenado a 2 años y 8 meses de prisión
luego de admitir que
solicitó 500 mil bolívares a un comerciante para evitar el cierre de su
panadería, ubicada en Catia, Caracas.

De acuerdo con la investigación,
el 18 de noviembre de 2015, Gil realizó una inspección en el establecimiento y
pidió la cantidad de dinero al gerente a cambio de omitir el procedimiento
administrativo
correspondiente, una multa y el cierre del local comercial.

Tras aceptar los hechos, el
fiscal 2º de la jurisdicción, Lenin Del Guidice, ratificó la acusación contra
el hombre de 46 años de edad por el delito de concusión, previsolosto y sancionado
en la Ley contra la Corrupción.

Con información de elclarinweb.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.