COMPARTE

El país durante mucho
tiempo, perdió la voz, lo que para el género humano significa también un grave
debilitamiento de la vista y del oído, pasamos a tener una sociedad ciega, muda
y sorda, abandonado a los caprichos de un vergonzoso sistema político, la gente
se vio constreñida, resignada a aceptar las consignas hipócritas que
envenenaban sus conciencias, todavía quedan “profetas” dándole loas a un mito
funerario, obstáculos difíciles de vencer.

Es importante entender que
los mecanismos de estancamiento económico y el conservadurismo político son
evidentes, ya descubrimos que la estatización elimina la socialización, el
progreso y el bienestar ciudadano, por tal razón la lucha decisiva que nos
corresponde librar, debe ser en la conciencia de cada hombre.

Lo importante es un mensaje
quepermita a la opinión pública discernir, con claridad, lo pernicioso de la
herencia dejada como lastre de una venganza, esto lo digo porque debemos tener
claro que la sólida base de sustentación populista que construyó el difunto a
fuerza de dádivas, engaños, mentiras y miedo aún tiene solidez, las raíces
autocráticas del pernicioso militarismo, de escasa instrucción, no han sido
totalmente arrancadas de un minúsculo componente social que recibe ciertas
prebendas, quienes pretenden dirigir el destartalado aparato gubernamental, no
tienen discurso, ni carisma y mucho menos fuerza moral, solo tienen la ambición
de tenerlo todo y a todos encerrados en un puño y piensan que con la corrupción
pueden  mutilar las mentes ciudadanas.

Cuando el “Comandante
Eterno” lanzaba sus invocaciones y arengas “discursivas” a la masa fanatizada,
sólo le preocupaba sobreexcitar, en lo más profundo de esas masas, los
sentimientos de odio y las ansias de poder. En la publicidad de hoy, donde
predomina la imagen frente al mensaje, que no hay, va delo sensiblemente brutal
a lo irracional, esas “cadenas” y slogan ridículos carecen de objetivos
concretos, se dispersan en payasadas, monigotes bailando y sobando niños,
gritos de guerra política, vagas promesas, imprecaciones y sofismas con los que
envuelven sus engañifas e intereses egoístas, la verdadera naturaleza de sus
voraces apetitos  por el dinero mal
habido y el poder, el fundamento real de su razón de ser. La publicidad más
ignominiosa para un país donde los niños mueren a diario por hambre o por
enfermedad bajo la mirada indiferente del “sobón” de
Miraflores.

Todavía tienen la
desfachatez de mantener en su discurso las falsificaciones de un supuesto
ideal, simplemente una gran farsa que ha destruido al país, conocer la verdad
es amargo; descubrirte la mentira es asfixiante, ya la desconfianza hacia el
régimen se apodero de la sociedad en pleno.

El régimen, desde sus
inicios en 1999 mostró sus apetencias de verdugo vengador con el rictus bestial
del llamado, en mala hora, “chavismo”, hoy burdamente imitado por el heredero
que denigra del padre, mitología que la MUD ha venido destruyendo
paulatinamente y sus escasos seguidores como cadáveres insepultos andan en
desbandada sin líderes, sin ideología, sin US$, sin alimentos, sin medicinas, lamentablemente
todavía, estamos atados al pesado lastre de vividores y verdugos que todos
conocemos y una lacra vergonzosa en la historia de nuestro hermoso país, la
cual, difícilmente nos borraremos y habría que preguntarles a las camisas
rojas: ¿A quién se aferran esas almas en pena?

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.