COMPARTE

Alfredo S. Flores | @alfredoflores96

“He venido recorriendo el país en una prédica por la democracia”, explica Claudio Fermín. No se ha alejado de la calle estos últimos días visitó en Carabobo los municipios San Diego y Valencia. Hoy más que nunca dice que es necesario un acompañamiento a los ciudadanos y a los gremios civiles, a quienes el Gobierno nacional insiste en ignorar.

Para el exalcalde del municipio Libertador de Caracas son precisamente los ciudadanos quienes han ya sentenciado al Gobierno presidido por Nicolás Maduro: “Hoy el rechazo al Presidente ronda el 90%, un hecho que se traduce en un cambio que ya es inevitable”. ¿Pero cuál es el cambio que debe venir para Venezuela?

Como buen sociólogo, Fermín, no duda en señalar que hoy por hoy este alto rechazo es consecuencia de un crisis institucionalidad donde los principales organismos de poder están prácticamente “pintados en la pared”, y pasan por encima de la Constitución de Venezuela de manera arbitraria y flagrantemente ilegal.

Al referirse al Tribunal Supremo de Justicia, el excandidato presidencial sólo puede asegurar que “prácticamente no existe”. A su parecer este ente judicial está conformado por un grupo de abogados que pasa por encima de la Constitución con el pretexto de estar interpretandola.

La interpretación no puede usurpar la función constituyente de modificar la Carta Magna. Sin embargo, según Fermín, los últimos meses esto se ha vuelto una rutina para los magistrados venezolanos.

Violaciones a la Constitución

Según la Constitución de Venezuela un decreto de Estado de Excepción debe ser ratificado por la Asamblea Nacional (AN), no obstante, el TSJ ha permitido al Presidente de la República, en lo que va de año, aprobar uno y propagarlo; todo sin la autorización del Parlamento.

Esta es un indicio claro de cómo se está violando la Constitución en Venezuela, explica Fermín, quien además señaló que todas las decisiones que el ente está tomando carecen de fondo jurídico, pues no pueden desconocer a uno de los poderes públicos electos por vía democrática como lo es la AN.

Fermín detalló que lo mismo está haciendo el CNE, un ente cuya única responsabilidad es organizar elecciones, este año, a su opinión, lo único que ha hecho es tratar de impedirlas.

Recordó que la Constitución no establece ninguno de los lapsos que han venido siendo anunciados y menos que se deba hacer un proceso de reconfirmación del 1% de las manifestaciones de voluntad ciudadanas.

El también profesor universitario, calificó el atraso en la convocatoria a las elecciones regionales como un hecho fuera del marco de la ley. “Si estas autoridades regionales fueron electas para un período de tiempo no hay razón para prolongar sus mandatos por unos meses más”, fustigó.

La salida debe ser pacífica

Al analizar la posición de los venezolanos ante la situación que se vive, Fermín estimó que el civismo de las organizaciones políticas de la oposición han evitado que se dé un estallido social que traiga consigo violencia.

Esta decisión ha sido incluso riesgosa, pues pone en juego la popularidad de estas organizaciones políticas, sin embargo, asevera que tal posición es loable, pues ha sido un factor que ha preservado la paz social.

Aunque la instituciones públicas que están dominadas por el Gobierno pongan barreras para la salida democrática de este modelo político, Fermín asegura que ya el régimen está en picada, pues la falta de popularidad trae sobre este sistema un efecto erosivo. Es por ello que no teme decir con seguridad que ya el cambio está cerca.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.