COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Es un plan. Todas las industrias del país tienen en su agenda la exportación como salvavidas a la profunda crisis económica y de escasez de divisas para la compra de insumos medulares. En Ford Motor de Venezuela lo tienen claro, pero la firma aún no está lista para ofrecer sus productos en el mercado internacional. No por ahora. Aún cuando se trata de la única ensambladora operativa en el país, no cuenta con la capacidad de fabricar para otros países, al depender de capital de otras empresas para poder funcionar a una capacidad inferior al 15%.

Con 300 unidades al mes en promedio la planta tiene en su poder 80% del mercado nacional. Es un número que está 99% por debajo de las más de 40 mil que se manufacturaron mensualmente en 2007 entre las siete compañías privadas del sector.

La exportación sigue en estudio. “Estamos trabajando en ello para generar nuestras propias divisas”, aseguró el gerente general de mercadeo de Ford Motor de Venezuela, Antonio Balza. La idea es reactivar la producción convencional, llegar al 100% e incluso contratar más personal. “Pero es un plan que no se implementará a corto plazo”. Posiblemente sea después del primer semestre de 2017 cuando algunos modelos de la marca, hechos en Venezuela, estén en las vitrinas de otras naciones. “Somos los únicos en la región suramericana que hacemos el camión F-350 y estamos seguros que será bien vendido en Brasil y México, por ejemplo”.

Ha sido un año difícil para la industria. “La producción se ha movido lentamente”. Pero es optimista. “Hemos sido los únicos que no hemos parado nuestras líneas en el país”. Es un logro posible desde enero de 2015 con la firma del acuerdo con el Gobierno que les permitió la comercialización en dólares de los vehículos en el mercado local, con lo que se ha podido garantizar la estabilidad de los más de tres mil puestos de trabajo.

El esquema funciona con la inversión de dueños de concesionarios para la importación del material de ensamblaje CKD (Completely Knock Down) que fue presentado como la medida que reimpulsaría el sector. Pero no ha sido así. Son pocos los venezolanos que cuentan con 14 mil dólares más 10 millones de bolívares para comprar el carro más económico de la firma.

Balza durante su participación como ponente en el I Encuentro Internacional de Innovación, Tecnología y Negocios (Intercom 2016), organizado por la Cámara de Comercio de Valencia, dijo que confía en que la situación mejore. “Cuando se den las nuevas y necesarias medidas económicas y el poder adquisitivo se recupere los números de venta y producción subirán”. En el país el cálculo de recambio es de 2.1 millones de unidades al año, “sabemos que estamos en un momento de coyuntura, de transición, en el que no todos tienen el dinero para cambiar su vehículo, pero los inversionistas creen en la marca, nosotros tenemos más de 53 años en el país”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.