COMPARTE

AP

Multitudes se reunieron este domingo en la capital francesa para reclamar el fin de la violencia contra inmigrantes asiáticos, luego de que un comerciante chino fuera asesinado a golpes.

Funcionarios locales y representantes del Partido Socialista gobernante se sumaron a la marcha, organizada por grupos antirracistas y de la comunidad china que reclaman mayor protección policial.

El detonante de la protesta fue el asesinato del sastre chino Chaolin Zhangh el mes pasado en el suburbio parisino de Aubervilliers tras un intento de robo. El abogado de la víctima dijo que el ataque tuvo una motivación racista y la comunidad china de la zona dice que es objeto frecuente de robos a mano armada y violencia.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, se reunió con la familia de Zhangh y prometió mayor seguridad. Hay tres personas acusadas del asesinato que están detenidas.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.