COMPARTE

Alfredo S. Flores

El pasado 30 de marzo la Asamblea Nacional (AN) aprobó por unanimidad la Ley de Bono de Alimentación y Medicamentos para Jubilados y Pensionados, sin embargo la respuesta del presidente Nicolás Maduro hasta el momento ha sido de silencio. Ya ha pasado una semana y el nuevo estatuto no ha sido promulgado por el Ejecutivo.

Raúl Goite, presidente de la Fundación Nacional Amigos de la Tercera Edad (Funate), rechazó la postura silente del primer mandatario. Sostuvo que la nueva Ley es un derecho adquirido y exigirán que sea cumplido.

Lamentó que los adultos mayores en Venezuela estén pasando por una hambruna. Dijo que estos ciudadanos se ven en la obligación de hacer colas para comprar los pocos productos que se consiguen con el poco dinero que sus pensiones pueden cubrir. Indicó que los militares no reconocen el trato preferencial al momento de comprar alimentos. “Se ensañan contra seres que son indefensos”, condenó.

Goite reiteró que el precio de los alimentos y las medicinas está por encima de los emolumentos que reciben los adultos mayores, por lo cual es de gran urgencia la oficialización de esta Ley que, según subrayó, reconoce las necesidades de los jubilados y pensionados.

MOVILIZADOS POR SUS DERECHOS

El próximo martes 12 de abril, Funate, en compañía de adultos mayores de todo el país y miembros de la sociedad civil, se dirigirán a la capital en una concentración que iniciará en la plaza La Candelaria y terminará en sede de la vicepresidencia de la República, donde exigirán mejoras en el sistema de cotizaciones del Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS) y el cumplimiento de la Ley de Cestaticket aprobada por la AN.

Según Goite se entregará un oficio en el que se detallan 15 puntos en los que se destaca la simplificación de trámites, para evitar hechos de corrupción asociados al cobro de sobornos para acelerar procesos. “Cobran de 40 mil a 50 mil bolívares para tramitar una pensión”, aseguró.

Explicó que el listado de la Misión en Amor Mayor aún no ha sido actualizado, por lo que exige al Gobierno nacional que se aboque a atender a la gran cantidad de personas de la tercera edad que aún están a la espera de su pensión.

SOLIDARIOS CON EL CARABOBEÑO

El presidente de Funate manifestó su apoyo a todos los trabajadores de El Carabobeño, sobre todo a los de la tercera edad. Consideró que el cese de circulación de su edición impresa es una violación a la libertad de prensa y al derecho al trabajo.

Cuestionó que 8 décadas de trabajo se vean interrumpidas por intereses políticos. Reveló que la dificultad en la adquisición de papel prensa que ha tenido el rotativo también será un tema a tratar ante la vicepresidencia de la República, de la cual depende el Complejo Editorial Alfredo Maneiro, corporación que monopoliza la venta de papel a los medios impresos del país.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.