COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

La visita no sorprendió. Ya era la tercera vez que llegaba a la planta San Joaquín de Cervecería Polar una comisión de la Inspectoría del Trabajo en los últimos 20 días. El motivo era el mismo: verificar nuevamente por qué 20% de la nómina no había sido llamado a reincorporarse en sus puestos. Pero esta vez no llegaron solos. Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) también se hicieron presentes en el procedimiento del 19 de julio y actuaron con la detención de seis personas. Cinco de ellos fueron liberados la misma noche tras un rápido interrogatorio, mientras que el gerente de la compañía, Oscar Suárez no corrió con la misma suerte.

A las 9:30 p.m. del martes iniciaron las averiguaciones en forma de entrevista en la sede regional de la policía política en Naguanagua en un hecho denunciado por la gerente legal de la firma, Sibeya Gartner, como ilegal. “El Sebin no tiene que ejecutar acciones de ese tipo en casos como éste derivado de solicitudes laborales”. Pero sí lo hizo al mantener detenido a Suárez, y está a la espera de su traslado a tribunales en las próximas horas. Se desconoce el delito que se le imputará.

El procedimiento fue calificado por la empresa como una violación del derecho a la defensa “ya que en ningún momento se permitió la presentación de las pruebas que evidencian que no se ha cometido ningún delito”. Desde su llegada al Sebin, Suárez ha estado acompañado de dos defensores, y la mañana del miércoles pudo recibir la visita de su esposa.

La abogada insistió en que la petición de reenganche de 160 trabajadores no aplica al no existir ningún despido. Ese personal está bajo la condición de suspensión laboral desde el 29 de abril, cuando a la nómina completa se le activó esa figura establecida en la Ley Orgánica del Trabajo, tras el agotamiento de materia prima importada. Están en sus casas cobrando una compensación del salario básico mientras son convocados a sus puestos.

Las reincorporaciones se han hecho progresivamente. Arquímedes Sequera, secretario general del sindicato, explicó que desde el 29 de junio se ha llamado al personal por grupos para la reactivación de la producción que se logró con la compra de cebada malteada con recursos adquiridos en calidad de préstamo, y que permitió el arranque solo de ocho de las 15 líneas de elaboración de líquidos en San Joaquín, situación que se asemeja a la de la planta Modelos en Zulia, mientras que las de Los Cortijos y Oriente siguen paralizadas. La materia prima importada no alcanzó para reiniciar las operaciones al 100%.

De los 160 que desde hace tres semanas exigen su reincorporación, ya han sido llamados 25. “Es un proceso lento porque la producción está igual”. En la sede de Cervecería Polar instalada en Carabobo se hacían 20 millones de litros semanales, actualmente solo se fabrican 12 millones, lo que equivale a una merma de 40%. Como medida adicional la empresa eliminó el cuarto grupo de trabajo que incluía jornadas los fines de semana debido al recorte en la producción.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.