COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Hace dos días el país era uno. Este viernes amaneció siendo otro. La recolección de firmas de más del 1% del Registro Electoral como parte de la primera etapa de activación del revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro fue contundente y determinante.”La oposición por fin se concentró en un tema. Y debe seguir así”, advirtió el socio director de Datanálisis, José Antonio Gil Yepes.

Los dirigentes de las distintas organizaciones de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se encargaban de poner en la palestra distintos aspectos sociales, políticos y económicos. Pero el Ejecutivo con su poder dentro de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ha logrado cercar de manera ilegal y con atropellos cada una de esas acciones.

Pero la realidad es evidente. “Si no es posible llegar a un referendo este año el pueblo se va a ir a la calle, estamos en proceso de anarquización del país”. Gil Yepes criticó las “trampas” que está haciendo el Ejecutivo para demorar los lapsos con la declaración de días no laborables para la administración pública. “Eso recuerda mucho a lo que hizo Chávez en su momento que logró atrasar el revocatorio de noviembre de 2003 a agosto de 2004”.

Las estadísticas

Los números fueron clave en la intervención del director de Datanálisis en las plenarias de la XLVI Asamblea Anual de Consecomercio. Las estadísticas de la firma que representa son claras: 92% de la población tiene una percepción negativa de la situación del país.

Pero la oposición no la tiene fácil. El Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) tiene 22,6% de identificación partidista, todos los demás que integran la MUD representan 26,4% y el 59,5%  dice ser  independiente. “Ninguno de los partidos de la unidad llegan a 3%. Primero Justicia había llegado a 6% y actualmente va por 1,9%”.

Sin embargo,68% de los venezolanos apuesta por salida de Maduro vía referendo. 65,6% votaría a favor  de revocar, y entre las opciones a candidato presidencial figura Leopoldo López con 69% de aprobación.

Destrucción total

Los negativos son insistentes dentro del estudio macroeconómico de la situación actual. “Las políticas del gobierno han traído malas consecuencias y el  aparato productivo está totalmente destruido porque sin  ingresos petroleros no tenemos nada que producir ni nada que vender”.

Gil Yepes detalló que esta crisis inició en 1973 con el incremento en ventas de petróleo en función de precios y no de volumen. “No sirve de nada que aumenten precios si el Gobierno no se organiza porque se mantienen políticas económicas que generaron caos”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.