COMPARTE

Dayrí Blanco|@DayriBlanco07

Gustavo Ojeda vendió su computadora para poder inscribir a sus dos hijos en el colegio. Con un cheque de 80 mil bolívares le pagó el comprador. Así que fue al banco de inmediato para cobrarlo y terminar los trámites administrativos en las dos escuelas. Hizo la cola, esperó y salió del lugar sin el dinero. “Venga mañana señor para darle el efectivo, ahorita no tenemos disponibilidad”, le dijo la cajera. Intentó preguntar el motivo de esa irregularidad y antes de que lo hiciera la trabajadora del sitio le dijo que así se lo indican órdenes superiores y que no podía hacer más nada.

Llegó a casa y solo pudo decirle a su esposa “la escasez de billetes también existe. No pude completar las inscripciones hoy”. Y no estaba equivocado. No hace falta ser economista para darse cuenta de la situación. Magaly Montero también lo vio al recorrer seis cajeros automáticos y no lograr en ninguno sacar el dinero que necesitaba para comprar unas medicinas en la única farmacia donde las consiguió y que no cuenta con punto de venta. “Ninguno tenía efectivo”.

El problema es claro. Cada día se necesitan más billetes para hacer los pagos cotidianos debido a la inflación que provoca que los precios no frenen su incremento. Desde el Banco Central de Venezuela (BCV) se ha autorizado la emisión de billetes. “De hecho, la Casa de la Moneda, ubicada en el estado Aragua, superó su capacidad de producción”, aseguró el economista Carlos Ñáñez.

Así que el problema no es de falta de generación de dinero. Incluso, en marzo de este año el Gobierno importó 10 mil millones de billetes. La firma alemana Giesecke & Devrient fue la proveedora, al igual que lo hizo para Zimbabue cuando el país sufrió una hiperinflación en 2008 y los precios se duplicaban a diario.

Ñáñez explicó que se trata de una escasez de billetes causada por la incapacidad del cono monetario ante la insuficiencia representada en su unidad de mayor denominación que es la de 100 bolívares. Un ejemplo claro es que para adquirir la canasta básica familiar se requiere tres mil 30 billetes de 100 para poder pagarla.

La emisión de nuevos billetes, como de 500, mil o dos mil bolívares no tendría incidencia directa en la inflación, “solo servirá para eficientizar el intercambio monetario”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.