COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

Era de esperarse. A las 7:00 a.m. se recibieron las primeras visitas.
Cinco uniformados de la Milicia Bolivariana, un funcionario de la
Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos
(Sundde), otro del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y
Tributaria y, en algunos casos, uno de la Superintendencia Nacional de Gestión
Agroalimentaria (Sunagro), llegaron a varias plantas industriales de Carabobo. No
tenían orden de inspección
. A ellos
les bastaba con ser parte del equipo de la Gran Misión Abastecimiento Seguro
(GMAS).

La misión era clara: verificar que los procesos productivos se
cumplieran. En algunas empresas la visita fue rápida. Llegaron, se presentaron,
entraron, dieron un recorrido por las líneas de manufactura y se retiraron.
 Así sucedió en Colgate-Palmolive,
el centro de distribución de Parmalat, Coca-Cola y la planta Limpieza de Polar.
La diferencia en esta última es que dos militares se quedaron vigilantes dentro
de la compañía.

En Salsas y Untables de Empresas Polar
el proceso fue más lento. Ahí, 90% de la producción está paralizada por falta
de materia prima
y la gerencia no permitió que la comisión diera un paso más allá de la
recepción hasta que se presentara una orden.  “Sin un documento que
explique quiénes son y qué harán no podemos recibirlos”, explicó el gerente
José Francisco Bolívar. Tres horas después se cumplió con el trámite y comenzó
la inspección.

En los almacenes de la planta no hay aceite de soya para producir
mayonesa, tampoco hay azúcar para salsa de tomate, y solo reciben de producción
nacional 10% del crudo de aceite de palma que se requiere para la elaboración
de mayonesa. El resultado es que de 15 líneas 13 estén paralizadas.

Bolívar detalló que se han hecho múltiples solicitudes al Gobierno, que
controla la importación y distribución de estos insumos, para que asigne a la
firma las siete mil toneladas (TN) de aceite de palma, las cinco mil de aceite
de soya y las 400 TN de azúcar que requieren al mes para mantener la
manufactura sin interrupciones al 100% de las capacidades de la planta.

Hasta el 30 de noviembre

Estas inspecciones no se limitarán al día de paro cívico convocado por
la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Son parte de un plan de acción de la GMAS que en Carabobo desplegó mil 100 milicianos
en lo que se denomina Área de Defensa Integral Tacarigua, explicó el coronel de
la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI), Gil Rodríguez, quien comandó el
operativo en Salsas y Untables.

Hasta el 30 de noviembre se realizarán
visitas de este tipo en industrias de Valencia, Los Guayos y Güigüe,
cuando se hará
nuevamente una evaluación “medular” de los resultados de la GMAS.

Trabajadores unidos al paro

En Carabobo todas las empresas abrieron sus puertas este viernes. Pero
la convocatoria a huelga general fue acatada por los trabajadores y provocó que
algunas plantas no pudieran encender sus máquinas por el alto ausentismo
laboral.

Las cifras de Fedecámaras indican que en la Zona Industrial Municipal I se laboró en 70%, mientras que en
Municipal II solo se pudo producir en 40%.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.