COMPARTE

Sauly Erling García | @sauigarcia

El
momento de Greivis ha llegado. Luego de estar 11 meses ausente de los
tabloncillos por una lesión en su tobillo derecho, el basquetbolista venezolano
sigue su proceso de rehabilitación para afrontar su prueba de fuego: una nueva
campaña en la NBA, esta vez con el uniforme de los Nets de Brooklyn.

A
casi un año de la desagradable fractura y luego de una intervención quirúrgica
seguida de constantes terapias, admite que no está totalmente sano. “Mi tobillo
no es un tobillo normal y eso ha sido una limitación muy fuerte
. La
recuperación no ha sido fácil, vamos poco a poco”, expresó el piloto en una
entrevista concedida a El Carabobeño.

Sin
embargo, afirmó que ha trabajado arduamente desde el año pasado para retomar su
carrera. En ello ha tenido especial contribución el cuerpo técnico y médico del
cuadro neoyorquino, quienes –resaltó– le han respaldado y cuentan con su
recuperación progresiva. “Ellos están preocupados, pero confían en que voy a
mejorar poco a poco y voy a poder jugar, que es lo más importante ahora”,
indicó.

Temporada de peso

Desde que dio el gran salto, el rendimiento del jugador de 29 años se ha
visto afectado por los constantes problemas en ambos tobillos
, que le han
llevado a la sala de operaciones en tres oportunidades desde 2010. 

Antes
de entrar a quirófano por última ocasión, el armador dejó un promedio de 5.7
puntos y cuatro asistencias en 23 compromisos con los Bucks de Milwaukee.
Mientras que en su presentación más reciente, la gira de preparación de la selección vinotinto de cara a los Juegos Olímpicos 2016, registró una media de tres puntos, una colaboración y seis pérdidas en
par de cotejos disputados; consecuencia de su larga inactividad deportiva y gestiones referente a su contrato con la franquicia de la ciudad que nunca duerme. 

La edad podría ser otro factor que encienda las alarmas en el egresado de Maryland, quien pronto arribará a los 30 años, por lo que su presentación en esta y las próximas dos ediciones definirán su recorrido por la “crema y nata” de la disciplina; aunque se autocalificó como un “veterano” que aún puede producir. 

Es por ello que, para Vásquez, su séptima temporada en el mejor baloncesto del mundo pinta como la más importante. Saltar al tabloncillo esta vez podría significar, en primer lugar, la certeza de que está en condiciones realmente óptimas para continuar activo y, a posteriori, lograr su consolidación como jugador élite en la liga estadounidense.

Su arma: el liderazgo

Si bien el rendimiento que muestre en la cancha será la premisa de su actuación durante la venidera campaña, el combinado negro y gris ha fijado en Greivis Vásquez otra responsabilidad: “(el entrenador Kenny Atkinson) me ha pedido ser un líder”. 

Y así lo ha dejado saber también el técnico local al diario New York Post recientemente: “Él (Vásquez) juega de la manera que queremos jugar y también creo que trae tenacidad. Esas son las razones por las que vino aquí”.

El compromiso del piloto con Atkinson, el equipo y consigo mismo está a la vista, su optimismo irradia tanto como su identidad en el conjunto neoyorquino. Este año la tarea es producir y mantenerse saludable. Y quiere hacerlo. 

A “demostrar lo que puedo hacer”

Cuando
faltan menos de quince días para el inicio de la zafra 2016-2017 de la NBA, su
objetivo es claro: “yo quiero jugar, tener una buena temporada y demostrar lo
que puedo hacer”
. Y ya inició ese camino, el criollo embocó su mejor choque de
pretemporada con Brooklyn, pese a caer 97-100 ante Celtics de Boston. Siete
contables, cuatro colaboraciones y tres capturas fueron sus cifras para
entonces.

Sobre
esta prueba, Vásquez comentó que “fue un juego bastante productivo. Me siento
muy bien, aunque todavía hay dolor en la pierna”, por lo que acotó que los
próximos encuentros serán fundamentales para ganar más confianza en
la cancha.  

El
vinotinto también tuvo la oportunidad de actuar como principal en el juego ante
los Knicks de Nueva York, frente al que capitalizó dos unidades, dos rebotes e igual número de asistencias; en sustitución de Jeremmy Lin (descanso). No obstante, señaló que hoy por hoy la titularidad no
es relevante para él. “Estoy enfocado en jugar y contribuir con el equipo. Ser
titular no es algo que tenga en mente ahora
”, refirió.

Aunque
a final de temporada se convertirá en agente libre, el caraqueño manifestó que se
siente a gusto en “La Gran Manzana”, “me gusta mucho el equipo, el ambiente y
la ciudad. Quisiera quedarme aquí”, concluyó.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.