COMPARTE

Heberlizeth González C.[email protected]

Una nueva fuga. No hay otra razón: hacinamiento. El
calabozo de la Policía Municipal de Los Guayos fue hecho para 30
reclusos en calidad de depósito.
Hoy, tiene más del doble de su
capacidad. Espacio que no está aptos para albergar a tanta gente. Mucho
menos para que cumplan su condena.

Jesús Rafael Soto Tovar confesó a las autoridades haber
asesinado a su padrastro. Desde entonces, quedó detenido por el delito
de homicidio. Fue condenado a 15 años de prisión y aún seguía en la PM.
Desde hace algunos meses debió ser trasladado al Complejo Penitenciario
de Carabobo, cuyo líder, al parecer, no ha permitido el ingreso.

Keny Rafael Ortíz Flores también está condenado, pero a 10
años de cárcel por homicidio. Manuel David Escobar Castillo y Rafael
Enrique Gómez seguían su proceso judicial por robo agravado y robo,
respectivamente.

Los cuatro, junto a seis presos más, estaban recluidos en
un calabozo improvisado: un diminuto pasillo que da a lo que sí fue
diseñado para mantener a criminales tras las rejas. Forzaron la
cerradura y escaparon por la parte trasera de la sede policial, la
madrugada de este viernes. El hecho, originó que realizaran una requisa.

Comisiones de la PM de Los Guayos, Valencia, Policía de
Carabobo y Policía Nacional Bolivariana iniciaron un operativo por El
Roble para dar con la captura de los sujetos pero no tuvo resultados.

El director de ese cuerpo policial, comisario Iván Ochoa,
aclaró que el espacio donde estaban detenidos los cuatro hombres no está
acondicionado para presos, es un área improvisada, por lo que la hace
vulnerable ante las fugas.

Dijo que además usan como calabozo una oficina y un baño que era para uso de los funcionarios.

Mientras tanto, a las afueras se mantenían los familiares
de los privados de libertad para pasar comida y tener información de sus
allegados.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.