COMPARTE

Beatriz [email protected]_beatriz

Por efectos de la alta inflación que se vive en el país, más de 100 mil bolívares deben invertir los padres para poder enviar a un niño al colegio, en gastos que incluyen útiles escolares, uniforme y el calzado, aseguró la concejal del municipio Valencia, Judith Sukerman.

La edil señaló que muchos representantes han tenido que recurrir a solicitar adelanto de prestaciones sociales y hasta préstamos en las empresas donde laboran,  para poder cubrir medianamente los gastos de este nuevo período escolar que iniciará en septiembre.

De acuerdo a sus cálculos, actualmente ninguna lista de útiles escolares baja de los 50 mil bolívares.

Sukerman apuntó que muchos padres están desesperados por no poder comprar la totalidad de los útiles que requieren sus hijos para estudiar, pues una lista de estos ronda por los 50 mil bolívares. Un pantalón o una falda cuesta 10 mil, unos zapatos escolares 20 mil, al igual que un mono para educación física. Sin mencionar que el alumno debe tener al menos un par de zapatos deportivos adicionales.

“Es decir, solo un niño puede necesitar más de 100 mil bolívares para acudir al colegio”.

Añadió la concejal que la grave situación que vive el país desmejora el derecho universal que todo infante tiene, a recibir una educación libre y de calidad, pues los desaciertos en la política económica del Presidente Nicolás Maduro, hacen especial daño a un sector tan vulnerable como los niños, que son el futuro del país.

Citó que lejos están los días en que una madre compraba tres o cinco camisas para el año escolar completo.  Hoy a penas pueden comprar una  y vivir de la caridad de algún primito que ascienda de grado y done su uniforme viejo.  

“Recordemos que el sueldo mínimo en Venezuela a penas alcanza para un pantalón escolar“.

Agregó que otro atenuante del problema, es el crecimiento de las matrículas escolares de los colegios privados, que a pesar de que algunos todavía hacen sacrificios para recibir niños y adolescentes, otros se vieron obligados a cerrar sus puertas, debido a que la crisis los llevó a la quiebra.

Sukerman destacó que el caos escolar en Venezuela tiene diversas aristas, todas de gravedad. Recordó que muchas escuelas han denunciado que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) no está prestando servicios, lo que ha generado una deserción escolar sin precedentes,  pues en muchos casos,  es la única posibilidad que tiene un niño de comer.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.