COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

Encerrados en el hierro. Piezas electromecánicas e hidráulicas que servirían para la rehabilitación de la planta potabilizadora Alejo Zuloaga son guardadas en contenedores. Allí reposan mientras inician los trabajos. Pero están a merced del hampa, que no perdona. En menos de un mes, delincuentes habrían ingresado dos veces a las instalaciones para violentar los contenedores.

La planta Alejo Zuloaga abastece de agua a la zona metropolitana de Valencia. Los municipios Valencia, Naguanagua, Libertador, parte de San Diego y parte de Los Guayos se sirven de la instalación, que está en San Luis, Tocuyito. Está rodeada por invasiones, asentamientos campesinos y un deshuesadero de autobuses y camiones.

Al parecer, los delincuentes, quienes ingresaron por última vez el lunes, lograron abrir el botín: los contenedores de piezas importadas. Se llevaron lo que pudieron, excepto las bombas que son muy pesadas, según información extraoficial. El Carabobeño intentó comunicarse vía telefónica con dos altos representantes de la Compañía Anónima Hidrológica del Centro (Hidrocentro) para confirmar el robo. Uno no respondió, y otro no pudo confirmar el hecho.

No cualquiera puede entrar a una potabilizadora. Son, como lo reconociera un trabajador de la Alejo Zuloaga, instituciones estratégicas. En otros países, son hasta custodiadas por las fuerzas armadas. Pero en Carabobo no pasa sino el abandono: apenas una caseta de vigilancia, una reja metálica doblada —e incluso con huecos por los que pasaría un perro mediano— en la fachada de la Alejo Zuloaga. Pero ¿Quién cuida las instalaciones de Hidrocentro?

La estatal que administra la distribución y calidad del agua de más de cuatro millones 600 mil personas en los estados Aragua, Carabobo y Cojedes, utiliza a otra empresa estatal para servicios de vigilancia. Se llama Corposervica, y tendría cerca de dos meses trabajando en la Alejo Zuloaga, según información interna.

Corposervica está adscrita al ministerio de Interior, Justicia y Paz. Pero cuando empezó a trabajar con Hidrocentro no quitó al personal antiguo. Algunos vigilantes fueron absorbidos. La empresa de vigilancia recibió en 2015 un mil 770 millones 485 mil 110 bolívares. Eso es 65,60% más de lo que recibió en 2014: un mil 69 millones, 83 mil 960 bolívares, según las memorias y cuentas del ministerio en esos años.

Pero en la Ley de Presupuesto de 2016 Corposervica no aparece registrada como dependiente del ministerio de Interiores. De los 16 entes dependientes, ninguno es la empresa de vigilancia que dentro de sus clientes, disponibles en su página web, presta servicio a Hidrocentro. Se desconoce cuánto se le asignó a esta empresa. El Carabobeño llamó al número que según el Registro Nacional de Contratistas (RNC) es el contacto de Corposervica, pero el número telefónico está suspendido. El presidente adjunto de Corposervica es el general Néstor Luis Reverol, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Otro caso es la Planta de Aguas Residuales de La Mariposa. Allí se han registrado enfrentamientos armados entre delincuentes y efectivos de la GNB. Dos cadáveres han aparecido en los estanques de la instalación que debería depurar las aguas negras de Valencia, Naguanagua y Libertador. Allí no hay vigilancia, ni siquiera de Corposervica. 

En la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Los Guayos el personal se va lo más temprano que puede. La instalación queda protegida por una reja y un candado. Allí el hampa, al igual que en La Mariposa, ha ingresado para desvalijar los motores hidráulicos que limpian el agua y revender el cobre. Eso ha hecho que las dos plantas estén técnicamente fuera de servicio, aunque Hidrocentro le reconoce como una “disminución de funciones”. La Guardia Nacional Bolivariana casi se compromete a resguardar las instalaciones de La Mariposa, según el diputado de la Asamblea Nacional, Carlos Lozano, pero no se concretó nada.

La Alejo Zuloaga podría tener la misma suerte. En septiembre de 2015 Hidrocentro anunció que pronto iniciaría una rehabilitación de la planta. El financiamiento es internacional, a través de la Corporación Andina de Fomento (CAF). Pero para eso se necesitan materiales y equipos. Hasta entonces, trabajará a poco más de 60% de su capacidad por la inoperancia de filtros.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.