COMPARTE

Luis Alejandro Borrero | @LABC7

[email protected]


No se cumplieron los plazos establecidos en un primer momento. La calidad del agua continúa deteriorándose. Y parte de la responsabilidad es el estado de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales La Mariposa. La Compañía Anónima Hidrológica del Centro (Hidrocentro) tiene previsto recuperarla tras un desembolso internacional millonario. Pero la contratación se replanteó, informó el lunes Lucio Herrera Gubaira, director legal de la Fundación Movimiento por la Calidad del Agua (Fmpca).


Inicialmente se tenía previsto que para este martes 12 de julio culminara el período en el que una o varias empresas ganaran  la licitación. Se prevé que la planta esté recuperada en cuatro años, luego que la Corporación Andina de Fomento (CAF) aprobara 125,5 millones de dólares en un proyecto que se firmó en diciembre de 2015, dijo Gubaira. “El proceso de licitación se ha extendido hasta el 25 de julio”.


Lectura adicional: Hidrocentro prevé recuperar planta La Mariposa en cuatro años


Para Fmpca es algo positivo. Al fin el Estado e Hidrocentro están haciendo caso del llamado de la sociedad civil. Han sido seis años de lucha desde 2010. La mayoría de los casos se ignoraron las propuestas. Pero Gubaira cree que extender el proceso de evaluación y elaboración de propuestas —en el que se estiman gastar cuatro millones de dólares— permite a más empresas, algunas quizá venezolanas, participar por ganar el permiso de intervenir la planta. Celebra que exista una posibilidad para que organizaciones no gubernamentales (ONG), académicas (Colegio de Ingenieros) y contraloras (Asamblea Nacional) participen.


Hubo una reunión la semana pasada que fue clave. Gubaira y el diputado de la Asamblea Nacional Carlos Lozano fueron recibidos en la CAF. El abogado detalló que allí se les reconoció el estado de la planta. “Ellos estaban muy conscientes de todo, no les sorprendió que La Mariposa estuviera paralizada”. También se les dijo que, en los últimos años, esta sería la primera erogación real de dinero que haría el organismo multilateral. CAF reconoce el desastre en La Mariposa, pero no que se haya malgastado su dinero, confirmó Gubaira.


José Carrera, vicepresidente corporativo y director operacional de CAF y los ejecutivos. Alexis Reyes y Daniel Rivera recibieron a Gubaira y Lozano. Ofrecieron un balance y documentos sobre la contratación. Explicaron que el proceso está en una etapa inicial. La planta está desmantelada y la mayoría de sus equipos debería ser repuesto. “Establecimos un canal de comunicación importante, que nos servirá para hacer futura contraloría”.


En el proceso de obtener agua de calidad La Mariposa es fundamental. Su función es depurar las aguas servidas de los municipios Valencia, Naguanagua y Libertador: una población estimada de un millón 279 mil 382 personas. El agua sale de la planta hacia el río Paíto, y termina en el embalse Pao-Cachinche: principal fuente hídrica para los carabobeños. Según Hidrocentro este proceso dura tres meses. Si el agua que sale de La Mariposa no es buena, luego las plantas potabilizadoras no pueden hacer su trabajo con facilidad.


El martes 14 de junio se tenía prevista una inspección de La Mariposa a posibles oferentes. La visita guiada que haría Hidrocentro a empresas internacionales se frustró por la presencia de miembros de la Asamblea Nacional. Fuentes confirmaron el lunes a El Carabobeño que desde entonces no han habido nuevas inspecciones, lo que se consideraba un atraso en el proceso de rehabilitación hasta el anuncio de extensión de plazo hecho por Gubaira.


Lectura adicional: Inspección del diputado Carlos Lozano a La Mariposa fue negada


No ha cambiado mucho la realidad. La Mariposa es una instalación que sigue abandonada. No hay seguridad nocturna para los equipos ni el personal, por lo que fue desmantelada desde al menos mediados de 2015.  Incluso personas ajusticiadas fueron encontradas flotando en los estanques de la planta.


Los robos persisten. Las plantas de agua en Carabobo son un blanco exquisito para el hampa organizada. Hace dos semanas hubo una nueva irrupción en la planta potabilizadora Alejo Zuloaga. La fuente indicó que esta vez en La Mariposa terminaron de desvalijar los motores que quedaban. Hidrocentro reconoció que actualmente la planta de tratamiento de Los Guayos es la única de aguas servidas funcionando en Carabobo, pues los robos impidieron que La Mariposa siguiera funcionando.


Lectura adicional: Calidad del agua en jaque: paralizada planta depuradora La Mariposa

El proceso de rehabilitación está proyectado para cuatro años. Gubaira se siente optimista. Dice que los reconocimientos que hubo tanto de organismos internacionales como del propio Gobierno son fundamentales para que, si todo se da como está planeado, en cuatro años mejore sustancialmente la calidad de agua en Carabobo y Aragua. Es un camino truncado, pero posible.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.