COMPARTE

Sara Pacheco

La avenida La Romana en la parroquia Miguel Peña, debería compararse con un campo de motocross, por la cantidad de huecos y terreno irregular que la domina. Desde hace más de un año, los vecinos cercanos a ella, sufren con el colapso de aguas servidas, como consecuencia hay cada vez más huecos, que son pozos de cloacas.

Las lluvias recientes han limpiado las aguas servidas. Pero el problema se hace más evidente, pues buscan salir por cualquier desagüe. “Tienes que venir cuando está lloviendo, es un caos”, detalló Raúl Rumbos, quien tiene al menos 48 años viviendo en la zona, y es la primera vez que la ve tan afectada.

El problema, según Luis Parra, vecino desde hace 35 años, es que deben sacar toda la tubería pues evidentemente la población creció lo que conllevó a un colapso. En cuanto a los huecos, son consecuencias del agua y del paso constante de vehículos de carga pesada. En algunos los cauchos dejan de verse por segundos, debido a la profundidad.

Cipriano Briceño habita frente a la calle Zamora, explicó que cerca de su hogar hay dos sitios donde llegan gandolas, lo que se traduce en desplazamiento diario. La alcaldía de Valencia tapó los huecos hace más de cuatro meses, aun se nota la diferencia de colores en el asfalto, lo que no se distingue es el trabajo realizado.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.