COMPARTE

AFP

El ecuatoriano Independiente del Valle sorprendió este
jueves al vencer 2-0 al vigente campeón River Plate en Quito, en partido de ida
de los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2016.

Un zurdazo de José
Angulo en el minuto 63 encarriló el pleito para los locales, en un partido en
general sin gracia que no se animó hasta la última media hora.

En el 90+1, Junior
Sornoza convirtió un penal que le pone las cosas más difíciles al ‘millonario’,
que será anfitrión en la vuelta el próximo jueves en Buenos Aires.

Ambos equipos
saltaron al terreno de juego del Olímpio Atahuapa con camisetas de “Fuerza
Ecuador” y “Todos somos Ecuador”, en homenaje a las víctimas y
damnificados por el devastador terremoto del 16 de abril.

El Independiente del
Valle, cuya directiva decidió donar toda la taquilla para los trabajos de
reconstrucción tras el sismo, saltó con un planteamiento más ofensivo, un 4-4-2
para sacar el máximo provecho a los 2.800 metros de altitud y sorprender así al
actual campeón de la Libertadores.

Pero fue un primer
tiempo gris, con poca dinámica en el toque de balón y ninguna verticalidad para
crear oportunidades.

Se notó que los
argentinos salieron con espíritu conservador, para arriesgar lo más mínimo y
poder resolver la llave en su casa.

Las pocas ocasiones
de gol del primer tiempo se concentraron en el primer cuarto, como un centro de
Cabezas a Angulo para los locales y un fantástico pase que D’Alessandro se sacó
de la manga, pero que Driussi no supo aprovechar.

En la segunda mitad,
River cambió a D’Alessandro por Mora para reforzar el centro del campo en los
extremos, y frenar así las llegadas de los locales.

Pero lo que hizo ese
cambio fue potenciar la fricción entre ambos equipos, lo cual estimuló el juego
y las internadas a uno y otro lado empezaron a hacerse frecuentes, sobre todo
del lado ecuatoriano, acostumbrado a la altura.

Hasta que un centro
por la banda izquierda que no alcanzó a rechazar la defensa argentina llegó a
las botas de José Angulo -estrella del partido-, que se sacó un zurdazo que se
coló como un misil en la portería de Barovero.

En el último cuarto
de hora de partido, River se fue hacia arriba para tratar de arañar un gol que
le aliviara la vuelta, e incluso desaprovechó varias oportunidades, como un
cabezazo de Alario a un balón centro al borde del área chica o un zurdazo de
Mora que atajó con maestría Azcona.

Pero un penal
clarísimo al final del partido convertido por Sornoza -que en el 75 había
estrellado un balón en el poste- rubricó una noche maravillosa para los ecuatorianos,
que alcanzaron por primera vez los octavos de final de la máxima competición
continental.

“Pudimos sacar
ventaja de la altura, gracias a Dios nos salió la cosa bien y ahora el jueves
que viene a darlo todo. Vamos a tratar de hacer las cosas de la mejor
manera”, dijo Angulo, el autor del primer gol, al terminar el partido.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.