COMPARTE

Beatriz Rojas [email protected]_beatriz

No hay nada más frustrante para
una ama de casa, que estar en una cola durante horas y al llegar a la puerta
del establecimiento le digan que no puede comprar nada
porque la mercancía se
acabó. Esta situación solo genera
que la gente grite, suelte malas palabras, amenace y hable en contra del Gobierno.

Una situación de
este tipo se vivió este miércoles en la mañana en un supermercado de la avenida
Universidad en Naguanagua.
Vendían crema dental y lavaplatos. Había mucha gente
esperando y unos militares organizaban el ingreso al comercio. Cuando alguien dijo que se había acabado la crema dental, los primeros de la
cola se enfurecieron y comenzaron a despotricar para expresar su impotencia por la situación del país.

Verónica Silva dijo que el presidente
Nicolás Maduro es responsable de todo lo que está ocurriendo en el país, y los
pobres son los más perjudicados.

Beatriz Martínez
era la que estaba más alterada. Fustigó el comportamiento del jefe de Estado,
porque a su entender no ha hecho nada por eliminar las colas
. “En mi casa no
tengo nada, esto no puede ser, estamos cansados, nos tienen pasando trabajo,
hambre y miseria. No queremos a Nicolás Maduro, hasta cuando, queremos el
revocatorio”.

Nora González casi lloraba, porque
el dinero le quedó en la mano y no pudo comprar la crema dental. Se quejó de que
supuestamente los militares se ponen a organizar la cola, para después pasar a
sus amigos.

COLAS MARATÓNICAS EN SAN DIEGO

Los supermercados
de San Diego estaban más concurridos que de costumbre. Solamente en el Hiper
Líder se estimaba que unas 7 mil personas habían hecho cola para comprar.
En la
mañana se puso a disposición del público 10 paletas con 1.440 kilos de harina de
maíz precocida. Vendieron 4 paquetes por persona, pero a las 11:00 a.m ya
se había acabado. También expendieron jabón de tocador y detergente en polvo.

Efectivos de la Policía Municipal de San Diego mantuvieron el orden en
el lugar.
Los clientes fueron formados en una fila en el estacionamiento, antes
de ingresar al supermercado. Se pudo conocer que había personas de Puerto
Cabello, Carlos Arvelo, Bejuma y de Valencia, pero no de San Diego.

En el supermercado
Euromax vendían 4 kilos de pasta por persona a 1.260 bolívares. La cola
bordeaba el comercio.

Grismerdi Ibarra
llegó a las 2:00 a.m a esperar.
Vive en Boquerón, pero no le gusta ir al
Hiperlíder de Flor Amarillo porque lo considera muy peligroso. A las 10:45 a.m todavía
no había comprado pero seguía esperando, porque tiene mucho tiempo sin comer
pasta,
señaló.

Roberto Mavarez no iba por la
pasta sino por pañales, y a esa hora del día no lo estaban ofreciendo, pero
mantenía la fe
, pensaba que dentro de poco lo harían. Comentó que llegó a las 5:00
a.m porque tiene dos hijos pequeños y los bachaqueros le venden cada paquete de
pañales en 1.200 bolívares, a pesar de que su precio es de 80.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.