COMPARTE

EFE

La derrota de la selección española ante Croacia en la última jornada de la fase de grupos, la primera en la Eurocopa 2016, cambió el paso y el destino de la Roja, fuera del liderato y con Italia como primer rival en una parte del cuadro durísima que invita a Andrés Iniesta a mandar un mensaje a navegantes del vigente campeón: “Somos España”.

Nadie esperaba una derrota y las caras de los jugadores españoles reflejaban al abandonar el estadio de Burdeos la sensación de haber dejado escapar una oportunidad. Seriedad en jugadores como Cesc Fábregas y David Silva, los dos mejores de la Roja en el partido, que ni levantaron la cabeza cuando fueron solicitados en la zona mixta. Preparado para lanzar otro discurso sí estaba Iniesta.

Digiriendo a marchas forzadas un encuentro perdido de la forma más inocente, al contragolpe a tres minutos del final valiendo el empate que figuraba en el marcador. “Nos fuimos a buscar el gol y nos pillaron desprevenidos. No tenía que haber pasado pero estas cosas suceden en el fútbol. Si no concretas las tuyas todo se complica y tuvimos el penalti junto a alguna ocasión más”.

Pero Andrés actuó de capitán con un mensaje que lanzar para cambiar la dinámica de negativismo a la que sentía que se lanzaba España, un país de extremos que pasa del elogio a la crítica con rapidez. “Es un partido que no ha salido como deseábamos pero estamos en la siguiente ronda y eso es lo que nos tiene que hacer estar confiados en seguir haciéndolo bien”.

“El fútbol tiene estas cosas y hay que estar preparado para todo, no solo para los buenos momentos en los que todo son elogios. También cuando llega una derrota valiéndote el empate para pasar primeros. Hay que cerrar y seguir. No pasa nada. Es verdad que vamos por el lado más complicado, en teoría, del cuadro, pero somos España y tenemos que seguir confiando”, añadió en un mensaje directo a los rivales a los que a bien seguro tampoco les gusto el desenlace del Grupo D.

Provoca que la visión con la que España encara la Eurocopa 2016 cambie. Se hablaba de un rival menor en octavos, un tercero de grupo del perfil de Islandia o Eslovaquia, de Polonia o Suiza en cuartos. El camino a la semifinal era el mejor sueño. Ahora Italia, Alemania o Francia invitan a mirar solo cada partido y encararlo como una final. “Nunca sabes si se tuerce el camino o no. En teoría en esta parte del cuadro están selecciones más potentes pero nunca se sabe. Nosotros miraremos solo el siguiente enfrentamiento y desde ahí a seguir avanzando”.

Por eso, Iniesta pide levantar la cabeza y subir la moral. “Otra cosa hubiese sido una eliminación, sin vuelta atrás, pero estamos en una situación que podía pasar. A partir de ahí a seguir preparando de la mejor forma el partido de Italia, convencidos de que el objetivo es seguir nuestro camino para llegar lo más lejos posible”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.