COMPARTE

Sara Pacheco

El pasado domingo 27 de septiembre, el diputado suplente a la Asamblea Nacional, Leandro Domínguez, fue agredido por un grupo de hombre y mujeres que vestían franelas alusivas al oficialismo, fuera de una radio local, donde cada semana graba un programa. Él fue el blanco principal, sin embargo ese día Génesis Gil, dirigente estudiantil de la coalición opositora y sus padres, asistieron a otra entrevista. Al escuchar los gritos de ayuda de Domínguez intentaron sacarlo del ojo del huracán, no obstante fueron igualmente golpeados.

En otros medios regionales adeptos al oficialismo, se aseguró que seis mujeres fueron agredidas por el diputado en las inmediaciones de la plaza Bolívar de Libertador, pero Gil, sus padres,  otros dirigentes juveniles de Acción Democrática y del movimiento CEA 1010, abogados y el diputado suplente Antonio Román, rechazaron categóricamente esa versión.

“Estábamos instalandonos en la radio. El diputado Leandro iba saliendo. Oímos los gritos. Mis padres a través de la reja vieron cómo empezaron a golpearlo estas personas, todos con franelas rojas, pensamos que lo estaban robando. Cuando salimos vimos a muchas personas que lo tenían en el piso. Salimos a ayudarlo, porque había hasta una patrulla de la policía de Libertador allí y no estaban haciendo nada para defenderlo”, contó la joven, quien tiene varios hematomas en el cuerpo y aun debe ayudarse con muletas.

A Domínguez lo subieron en la patrulla. Cuando se lo llevaron a Gil y su familia los seguían golpeando, aun con la presencia de la autoridad del municipio. “A mi mamá la tenían rodeada las mujeres. Un policía la empujó para que se cayera. De hecho cuando intenté agarrar al diputado por la camisa, uno de los funcionarios me sacó su arma para amedrentarme”, puntualizó la joven. Su madre se mantiene con collarín, no puede moverse con facilidad, tiene una lesión en la cervical, costilla fracturada y la mandíbula dislocada. Los tres fueron llevados a una clínica privada en San Diego, donde fueron hospitalizados por un día.

Junto a los abogados Alfonso Granadillo y Renny Bonaldo, acudieron a la sede del Ministerio Público en Carabobo, donde denunciaron el hecho ante la fiscalía superior con el objeto que se abra la investigación pertinente. “Queremos determinar quienes son los responsables de esta agresión contra la familia y el diputado a quien no se le respetó su inmunidad parlamentaria”, describió Granadillos.

Hicieron responsable al alcalde Juan Perozo sobre los hechos ocurridos, quien, afirmaron, se encontraba el domingo en la parte superior del comando policial. Por otra parte, el diputado Román, contó que antes de llegar a la sede de fiscalía una mujer se le acercó a su vehículo y le dijo “ahora vienes tú”. Exigió respeto a la constitución, especialmente al artículo 200, donde se establece la inmunidad parlamentaria, se establece claramente “Los funcionarios públicos o funcionarias públicas que violen la inmunidad de los o las integrantes de la Asamblea Nacional, incurrirán en responsabilidad penal y serán castigados o castigadas de conformidad con la ley”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.