COMPARTE

EFE

Los latinos en Estados
Unidos envejecen más lentamente pese a tener índices más altos de diabetes y
otras enfermedades que grupos como los caucásicos, según un nuevo estudio de la
Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Los científicos lo llaman
“la paradoja latina”, explica Steve Horvath, el autor principal de
esta investigación publicada hoy en la revista Genome Biology.

El estudio demuestra que los latinos envejecen
más lentamente a nivel molecular y que el ritmo más lento de envejecimiento les
ayuda a neutralizar sus riesgos de salud mayores, sobre todo los relacionados
con la obesidad y la inflamación.

De este modo, la investigación
sugiere que los factores genéticos y ambientales ligados a la etnia pueden
influir en la rapidez con la que una persona envejece y, por tanto, en su
esperanza de vida.

Según los Centros de Control y
Prevención de Enfermedades (CDC), los hispanos del país viven una media de 3
años más que los caucásicos, con esperanzas de vida de 82 años frente a 79,
respectivamente.

A cualquier edad, un adulto
latino saludable tiene un riesgo un 30 por ciento menor de morir que uno de
otro grupo, según un estudio publicado en 2013 por la revista American Journal
of Public Health.

Para el nuevo estudio de la UCLA,
el equipo usó varios biomarcadores, entre ellos un “reloj
epigenético” creado por Horvath en 2013 para identificar los cambios
epigenéticos ligados al envejecimiento en el genoma.

La epigenética estudia cómo los
factores dentro y fuera del cuerpo modifican la función genética sin cambiar la
secuencia de los nucleótidos que constituyen el ADN de una persona.
Horvath y su equipo analizaron 18 series de datos de muestras de ADN de casi
6.000 personas de siete diferentes etnias: dos grupos africanos,
afroamericanos, caucásicos, asiáticos del este, latinos y los
indígenas chimane de Bolivia.

Al analizar las pruebas
sanguíneas, los científicos descubrieron que la sangre de los latinos y
los chimanes envejece más lentamente que la de otros grupos.

Los chimanes envejecen incluso
más lentamente que los latinos: el reloj biológico del estudio determinó
que la edad de su sangre es dos años más joven que la de los latinos y
cuatro más joven que la de los caucásicos.

Este descubrimiento es coherente
con que el hecho de que el grupo no presentó las mínimas señales de
enfermedades del corazón, diabetes, hipertensión, obesidad o arterias
obstruidas.

“A pesar de las frecuentes
infecciones, los chimanes tienen muy poca incidencia de las enfermedades
crónicas que afectan ampliamente a la sociedad moderna”, indica el coautor
del estudio Michael Gurven, profesor de antropología en la Universidad de
California en Santa Bárbara.

Por otro lado, el reloj biológico
midió la edad de las mujeres latinas como 2,4 años menor que la de las no
latinas de la misma edad después de la menopausia.

Los investigadores también
determinaron que la sangre y el tejido cerebral de los hombres envejece más
rápido que el de las mujeres del mismo grupo étnico.

Ese dato podría explicar por qué las mujeres tienen mayor esperanza de
vida que los hombres.
Tras este estudio, el investigador Horvath, profesor de genética humana y
bioestadística, planea ahora investigar con su equipo el ritmo de
envejecimiento de otros tejidos humanos e identificar el mecanismo molecular
que protege a los latinos del envejecimiento.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.