COMPARTE

EFE

Las dos candidatas que la expresidenta brasileña Dilma Rousseff
apoyó en mítines políticos previos a las elecciones municipales de este
domingo en Brasil fueron derrotadas, según los datos oficiales del
escrutinio.

Tras su destitución como presidenta de Brasil, el 31 de agosto pasado, Rousseff
sólo apareció en público en dos oportunidades, precisamente para
participar en actos electorales de apoyo a las candidaturas de las
diputadas Alice Portugal y Jandira Feghali, ambas aspirantes por el
Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

Portugal, que era
candidata a la alcaldía de la ciudad de Salvador, fue la segunda más
votada, con el 14,68 %, en unas elecciones que fueron definidas en
primera vuelta ya que el actual alcalde de la ciudad, Antonio Carlos
Magalhaes Neto, tenía el 73,91 % de los votos con el 74,47 % del
escrutinio concluido.

La votación le garantiza la reelección a
Magalhaes Neto, dirigente del partido conservador Demócrata (DEM), sin
necesidad de segunda vuelta, prevista por la legislación en las ciudades
de más de 200.000 electores en que ninguno de los candidatos obtenga la
mitad mas uno de los votos.

El resultado electoral de Jandira
Feghali fue aún peor, ya que la comunista, con el 43,97 % del
escrutinio concluido en Río de Janeiro, ocupaba el séptimo lugar entre
los más votados, con el 3,47 % de los votos.

Tanto Portugal en
Salvador, que fue la primera capital brasileña durante el periodo
colonial, como Feghali en Río de Janeiro, la segunda capital del país,
contaban con el apoyo del Partido de los Trabajadores (PT), la formación
que gobernó 13 años Brasil primero con Luiz Inácio Lula da Silva y
después con Rousseff.

Las dos candidatas, ardientes defensoras de Rousseff
durante el juicio en el Congreso que concluyó finalmente con la
destitución de la presidenta, intentaron nacionalizar sus campañas
electorales y se presentaron como defensoras de la democracia contra los
partidos que apoyaron el que consideraron “golpe de Estado” en Brasil.

Rousseff,
hallada culpable por el Congreso de irregularidades fiscales, alegó
durante todo el proceso que no la acusaban de ningún crimen y que era
víctima de un “golpe” planeado por su entonces vicepresidente, Michel
Temer, que asumió como presidente con plenos derechos el 31 de agosto.

Lula, antecesor y padrino político de Rousseff, también participó en un mitin de campaña de Feghali y manifestó en varias oportunidades su apoyo a la candidata comunista.

La diputada descartó hoy que la participación de ambos expresidentes
haya perjudicado su resultado electoral este domingo pese al desgaste
del PT tras 13 años en el poder, la grave recesión del país y las
numerosas denuncias de corrupción contra dirigentes del partido.

“El elector que se alejó es el que no votaría por mí porque es un
elector que puede haber apoyado o considerado correcto el juicio
destituyente contra Rousseff”, aseguró Feghali.

Unos 144 millones de electores estaban convocados para renovar este
domingo las alcaldías y los concejos municipales de las 5.568 ciudades
del país.

Los electores pudieron optar entre 16.565 candidatos
a alcalde para renovar sus gobernantes locales y 463.376 aspirantes a
concejal para ocupar las 310.062 plazas en juego para legislador
municipal.

Las elecciones diseñaron un nuevo mapa político en Brasil tras la destitución de Rousseff
y, según anticiparon las encuestas de intención de voto, supusieron el
mayor revés electoral para el PT en los últimos 20 años.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.