COMPARTE

Karianny Castro / @karycastro30

El dirigente opositor Leopoldo
López, envió este lunes un mensaje al gobierno de Nicolás Maduro a través de su
cuenta en Twitter.

López manifestó “señores del gobierno: ¿después de dos años teniéndome
secuestrado en una cárcel militar, no me conocen? ¡No me van a quebrar!”
,
aseguró.

El dirigente opositor
manifestó que “nuestro pueblo está sufriendo la peor crisis de
su historia.
No consigue los alimentos ni las medicinas y cuando ocurre el
milagro de hacerlo, cada vez menos le alcanza el dinero para comprarlas”

Expresó que la crisis golpea a todos, pero especialmente a
los indefensos
. “Nuestros niños se están enfermando y se están desmayando
en las escuelas porque no están comiendo bien”, lamentó.

Dada esta situación, López le pidió hace tres meses a su
esposa, Lilian Tintori, “que en su lucha por llevar por el mundo el
mensaje de libertad y justica de los presos políticos, dedicara mucho tiempo
también a buscar ayuda internacional para nuestro pueblo que sufre, entre otras
tantas cosas, por no encontrar con qué curarse en los hospitales, clínicas
y ambulatorios”, comentó.

Admitió que la ceguera de quienes están en el poder no les
permite ver la realidad.
Aseguró que se mantendrá inquebrantable en sus
convicciones democráticas y sus luchas
. “No serán ustedes quienes, por
estar enfermizamente aferrados al poder, le roben la esperanza a este
pueblo que quiere y lucha por un cambio pacífico, constitucional y democrático”,
concluyó.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.