COMPARTE

EFE

El protagonismo de la juventud de los peloteros latinoamericanos estará asegurada en la Serie Mundial que comienzan a partir del martes los Indios de Cleveland y los Cachorros de Chicago con cuatro peloteros que serán importantes en el juego de ambos equipos dentro del “Clásico de Otoño”.

La gran figura será el joven torpedero de los Indios de Cleveland, el boricua Francisco Lindor, que a sus 22 años ha demostrado una clase excepcional en lo que va de los playoffs con los sorpresivos Indios, que llegaron a la Serie Mundial por primera vez desde 1997 como campeones de la Liga Nacional.

Cierto que apenas está comenzado lo que se espera será una brillante carrera, pero Lindor es consciente que está ante su primera gran oportunidad de oro para hacer historia con los Indios.

“Es un muchacho muy especial”, declaró el piloto de los Indios, Terry Francona. “Frankie (manera cariñosa como llaman todos a Lindor dentro del equipo) se supera cada partido, muestra una madurez única y siempre piensa en el equipo con humildad”.

Después de concluir la temporada regular con .301 de promedio de bateo, 15 jonrones y 78 remolcadas, además de encandilar con el guante, Lindor se encargó de conectar imparables, incluido jonrón ganador, y realizar jugadas defensivas en momentos cruciales en toda la fase final.

Lindor batea .323 en los playoffs, y los Indios barrieron (3-0) a los Medias Rojas de Boston y luego ganaron 4-1 a los Azulejos de Toronto en la serie por el banderín de la Liga Americana.

Su jonrón de dos carreras en el triunfo 2-0 en el primer partido de la serie de campeonato sentó la tónica ante los Azulejos, y cerró la serie con tres partidos con más de un imparable, el jugador más joven en lograrlo desde Derek Jeter en 1996.

Además su sonrisa permanente y una actitud despreocupada, amigable lo han convertido en un favorito de los seguidores de los Indios.

El oriundo de Caguas, en el centro de Puerto Rico, se mudó con su familia a Florida cuando era niño, y siempre ha jugado con una pasión contagiosa, típica de los peloteros boricuas.

Siempre está pendiente para dar un abrazo o felicitar a sus compañeros y, aún más importante, parece que el momento nunca le queda grande.

“De vez en cuando aparecen jugadores así”, destacó Francona. “Parece que mientras más grande sea el reto, más lo disfruta. Es muy joven, pero aprende rápido y eso nos tiene emocionados. Es difícil reemplazar sus números, pero lo más importante es que se trata de un muchacho de 22 años quien lo está haciendo, va a mejorar, y también es un pelotero muy inteligente”.

De ahí que los Indios tengan en Lindor ante los Cachorros un pelotero de presente y también de un gran futuro.

Su compañero el tercera base dominicano José Ramírez, al margen de disfrutar con su pelo teñido de rubio, a sus 24 años, recién cumplidos, se presenta como otro de los jóvenes valores claves en los éxitos de los Indios después de su gran aportación en el juego ofensivo.

Ramírez al concluir la temporada regular tenía .312 de promedio de bateo, 11 cuadrangulares e impulsó 76 carreras, que lo colocan como un pelotero clave en la ofensiva de los Indios.

Mientras que la juventud dentro de los Cachorros tendrá también al compatriota de Lindor, el segunda base Javier Báez, que junto al venezolano Willson Contreras, surgieron decisivos en la ofensiva de los nuevos campeones de la Liga Nacional.

Báez, de 23 años, que comenzó la temporada sin tener ningún puesto fijo, concluyó la serie de campeonato como Jugador Más Valioso (MVP), que compartió con el abridor zurdo Josh Lester.

Lo propio sucedió con Contreras, de 24 años, que también fue de menos a más y se ha convertido en otros pelotero decisivo en la ofensiva de los Cachorros.

“Es algo increíble”, describió Báez para definir lo que vive. “No empecé el año como titular, luché, luché, hasta llegar a tener mi posición fija”.

El intermedista boricua, que bateó .318 -cuatro dobletes- y aportó cinco carreras impulsadas a la causa de los Cachorros en seis juegos, expresó que la unión marcó la diferencia en el 2016 a favor de los Cachorros y eso es lo que van a mantener ante los Indios.

“Tenemos una unidad increíble entre veteranos y jóvenes que ha funcionado muy bien”, analizó Báez. “La comunicación que tenemos en el vestuario es bastante fuerte”.

Por su parte Contreras está también entusiasmado con llegar a la Serie Mundial y siente que el equipo ha jugado como una piña a la hora de colocarse a cuatro triunfos más de conseguir el “Clásico de Otoño”.

“Jugamos la pelota pequeña, tratamos de disfrutar del juego”, comentó Contreras. “Traté de darle al equipo este año, bastante energía, positivismo, de ahí que nunca nos rendimos y jugamos la pelota la manera correcta que es lo que debemos seguir haciendo”.

Junto a estos cuatro jóvenes valores también estarán otros peloteros como los cubanos Aroldis Chapamn, Jorge Soler y Albert Almora Jr., y los venezolanos Héctor Rondón y Minguel Montero de los Cachorros, mientras que los veteranos Carlos Santana y el boricua Roberto Pérez serán decisivos con los Indios en el “Clásico de Otoño” que volverá a tener más sabor latino que nunca.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.