COMPARTE

EFE

El sacerdote José Alfredo López Guillén, cuya
desaparición había sido denunciada la semana pasada, fue hallado muerto
el sábado y la necropsia revela que falleció por impactos de arma de
fuego
, informóeste domingo la Procuraduría de Justicia (fiscalía) del estado
mexicano de Michoacán (oeste).

La institución indicó en un
boletín que el cuerpo fue localizado en un paraje del predio denominado
Las Guayabas, ubicado en la carretera Puruándiro-Zináparo, por personal
de la Policía Michoacán que se encontraba en alerta por la desaparición.


El cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense de Morelia,
capital de Michoacán, donde fue identificado y reclamado por sus
familiares.

“De acuerdo con los resultados de la necropsia, la
causa de muerte es por heridas producidas por proyectil de arma de
fuego, con una rigidez cadavérica de aproximadamente 120 horas”, señaló.

La Procuraduría refirió que emprendió el trabajo de investigación el
pasado miércoles 21 de septiembre, luego de que recibió la denuncia de
desaparición del sacerdote por parte de un familiar.

Añadió
que López Guillén fue visto por última vez la noche del lunes 19 de
septiembre, cuando acudió a un establecimiento donde solicitó que le
enviaran cuatro raciones de alimentos, mismas que le fueron entregadas
personalmente en la parroquia de la comunidad de Janamuato.

“Asimismo, se determinó que el mismo lunes 19, a través de un mensaje,
el religioso le indicó a una trabajadora encargada de prepararle sus
alimentos que al día siguiente, es decir el martes 20, no se presentara a
prepararle el almuerzo”, narró.

Al ver que López Guillén
seguía sin presentarse el miércoles 21, la secretaria del cura avisó a
un encargado de la parroquia y este a los hermanos del religioso.

La Procuraduría aseguró que “no escatimará recursos en el desarrollo
de las investigaciones para esclarecer este condenable crimen y ratifica
su compromiso de cerrar paso a la impunidad”.

“Con profunda
tristeza informamos que ya encontraron al presbítero Alfredo López
Guillen. Desde hace días le habían quitado la vida. Pidamos por el alma
del padre, por la parroquia de Janamuato y también por toda nuestra
diócesis”, indicó en un mensaje la Arquidiócesis de Morelia.

La Arquidiócesis lamentó la violencia e inseguridad en Michoacán y
expresó su expectativa de que “las autoridades esclarezcan este crimen”.


El arzobispo de Morelia, cardenal Alberto Suárez Inda, denunció
públicamente el 22 de septiembre en un video publicado en YouTube el
secuestro del sacerdote.

Suárez Inda lamentó la desaparición
del religioso, párroco de la comunidad de Janamuato, municipio de
Puruándiro, y recordó el reciente asesinato de dos sacerdotes en
Papantla, en el estado oriental de Veracruz.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.