COMPARTE

EFE

La presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Tibisay Lucena, calificó este martes de “infame” la declaración del Gobierno de EE.UU. sobre el proceso para el referendo revocatorio que se lleva a cabo en el país.

En una comparecencia ante los medios para explicar el proceso, Lucena se refirió a declaraciones “muy preocupadas e interesadas de funcionarios extranjeros, sean de órganos multilaterales o directamente de Gobiernos, como en el caso de Estados Unidos, que cada cierto tiempo se pronuncian sobre esta autoridad electoral”.

La rectora principal del Poder Electoral calificó de “infame” el tono del experto en democracia como si conociera al detalle la regulación sobre la materia refrendaria en Venezuela, en referencia a Estados Unidos.

Asimismo, destacó que la ley que regula las competencias del Poder Electoral es el mandato que la República le impone a esta institución y resaltó que el CNE “no acepta presiones de nadie”.

“No existe otra obligación más que la obediencia a la Constitución y la ley que oriente el comportamiento del Poder Electoral. Pierden su tiempo quienes creen que por vía de la presión política mediarán la voluntad de cumplir y hacer cumplir la ley en Venezuela“, aseguró.

El pasado 10 de julio, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó al Gobierno venezolano a “acatar el Estado de derecho y la autoridad de la Asamblea Nacional”, así como a respetar el proceso democrático de convocar un referendo revocatorio con arreglo a las leyes venezolanas. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.