COMPARTE

Felícita Blanco

El contador público Douglas Santiago Ramos Escobar (51),
fue asesinado el martes en la mañana cuando esperaba a su hermano en las inmediaciones
del terminal del ferrocarril en La Rinconada, El Valle, para robarle su
celular.

Ramos vivía en Charallave, Valles del Tuy, laboraba
particularmente con su hermano, quien quedó en ir a recogerlo porque tenía el
carro accidentado.

El contador estaba enviándole un mensaje a su hermano
cuando el parrillero de una moto le disparó y le robó el teléfono. Un jeepsero
lo llevó al hospital de Coche, donde murió.

Su hermano llegó retardado a la parada, pasadas las 11 de
la mañana, no lo vio y pensó que se había ido por otra vía, pero al notar su
ausencia comenzaron a buscarlo. En un puesto policial del ferrocarril les
dijeron que no tenían reporte de ninguna novedad, pero los vendedores
ambulantes les informaron que lo había pasado.

Le dieron dos tiros en el abdomen, le quitaron el celular
y el maletín con documentos de trabajo.

-No hay ley, no hay justicia, la vida no vale nada, por
nada te quitan la vida, solo nos queda encomendarnos a Dios. Todos quisiéramos
irnos del país, el quería irse también, pero se fue a un lugar mejor.- Dijo su
cuñada Marlins Hinojosa.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.