COMPARTE

EFE

Tras tocar tierra en el oriente de Cuba, el “extremadamente peligroso” huracán Matthew, con vientos máximos sostenidos de 140 millas (220 km/h), prepara su asalto a las Bahamas y la costa del sur de Florida.

Según el boletín de las 24.00 GMT del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., el ojo del poderoso huracán de categoría 4 “tocó tierra cerca de Juaco”, en Cuba, y se mueve hacia el norte a 9 millas por hora (15 km/h).

El sistema, que a pesar de algunas fluctuaciones de intensidad permanecerá como un “poderoso huracán” hasta el jueves por la noche”, girará hacia el norte-noroeste el miércoles y luego hacia el noroeste en la noche de ese día.

Según un probable patrón de trayectoria, se espera que Matthew se mueva “cerca o sobre partes del sureste y centro de Bahamas esta noche y el miércoles” y se aproxime la noroeste de este archipiélago en la noche del mismo día.

Los últimos modelos de los meteorólogos muestran el ojo de Matthew pasando como ciclón de categoría mayor muy cerca del este y centro de la costa oriental de Florida, en la tarde y noche del próximo jueves y temprano en la mañana del viernes.

El gobernador del Florida, Rick Scott, declaró el pasado lunes el estado de emergencia y se espera que entre la noche del martes y el jueves se empiecen a emitir órdenes de evacuación obligatorias para algunas localidades costeras.

Ante la amenaza que supone el ciclón, las autoridades del condado Broward anunciaron hoy la suspensión de clases escolares este jueves y viernes, así como la apertura de refugios, mientras que en el vecino condado de Miami-Dade se espera que los centros educativos no abran el jueves y viernes.

Por su parte, la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, pidió hoy a las personas que viven a una distancia de hasta 100 millas (160 kilómetros) de la costa que se trasladen hacia el interior.

Según el reciente boletín del CNH, el fenómeno meteorológico se hallaba a esa hora a unas 55 millas (90 kilómetros) al estenoreste de Guantánamo (Cuba), y a 15 millas (20 kilómetros) al suroeste de la punta este de esta isla caribeña.

El huracán está causando torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones en las zonas donde tocó tierra, además de peligrosos deslizamientos.

Se ha emitido una vigilancia de huracán (paso del sistema en 48 horas) desde Golden Beach, en el condado Miami-Dade, hasta los condados de Volusia y Brevard, en el sureste de Florida, y una vigilancia de tormenta desde el puente de las Siete Millas, en los Cayos de Florida, hasta el sur de Golden Beach, incluido el lago Okeechobee, en el norte del condado Miami-Dade.

Se mantiene un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para Haití y las provincias cubanas de Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín, Granma y Las Tunas, lo mismo que para el sureste de Bahamas, incluidas las islas Inaguas, Mayaguana, Acklins, Crooked Island, Long Cay y Ragged Island.

También para el centro de Bahamas, incluidas las islas de Long Island, Exuma, Rum Cay, San Salvador y Cat Island.

El CNH emitió también una vigilancia de huracán (paso en 48 horas) para el noroeste de Bahamas, incluidas las islas de Abacos, Andros Island, Berry Islands, Bimini, Eleuthera, Grand Bahama Island y New Providence. Esa misma medida se mantiene para Camagüey y Turcos y Caicos.

De igual manera, la República Dominicana, en concreto desde el oeste de Barahona hasta la frontera con Haití, se halla bajo aviso de tormenta tropical.

El quinto huracán de la actual temporada ciclónica del Atlántico está dejando intensas precipitaciones a su paso por el sur de Haití, con una lluvia acumulada que podría alcanzar entre 35 y 60 centímetros, al igual que en zonas del suroeste de República Dominicana, aunque en casos puntuales podrían registrarse hasta un metro de agua, advirtió en CNH.

Mientras, en el este de Jamaica, se podría registrar acumulación de lluvia hasta los 25 centímetros.

En el este de Cuba y el noroeste de Haití, el CNH estima que se llegaría hasta los 20 o 30 centímetros de agua, con 50 centímetros en determinadas zonas aisladas.

Los meteorólogos también alertaron de la peligrosa “combinación de marejada y grandes olas destructivas” que podrían aumentar el nivel del mar hasta diez pies (tres metros) en la costa sur de Haití y la costa sur de Cuba, al este de Cabo Cruz.

Preocupa especialmente a los expertos las “inundaciones y deslizamientos de tierra en el sur y noroeste de Haití y el suroeste de República Dominicana y el este de Cuba, que amenazan las vidas humanas”.

De acuerdo con el centro meteorológico, Matthew, que llegó a tener la categoría 5, es el huracán más poderoso que se ha formado en el Atlántico desde Félix, en 2007, que causó más de 130 muertos a su paso por Nicaragua.

En esta temporada de huracanes en el Atlántico se han formado catorce tormentas tropicales, de las que cinco se han convertido en huracanes (Alex, Earl, Gastón, Hermine y Matthew), que han causado al menos 66 muertes, la mayoría de ellas en México por el paso de Earl.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.