COMPARTE

AP

Desde la masacre de la semana
pasada en el club de género “Pulse” en Orlando, algunas personas en Puerto Rico
han estado llamando frenéticamente a familiares en el área de Florida
, tratando
de reservas pasajes de avión y haciendo arreglos para funerales.

La
matanza de 49 personas por un hombre armado con un fusil estilo militar sacudió
al mundo. Pero se ha sentido particularmente en la isla porque muchas de las
víctimas nacieron allí o sus padres son puertorriqueños.

Cuando
los restos de algunas víctimas comenzaron a llegar el jueves a Puerto Rico, gente
en toda la isla lamentaba lo que siente como un ataque cercano.

“Es
un dolor que nos toca a todos”, dijo Maritza López, que abrazaba a amigos
en una vigilia en San Juan para personas muertas en el club. Hay un
segundo Puerto Rico en Orlando
.

Decenas
de miles de puertorriqueños se fueron a Orlando y el área circundante en medio
de la crisis económica de la isla.

Florida
central se ha convertido en lo que fue Nueva York para generaciones previas, un
lugar para comenzar una nueva vida. Eso se refleja en los numerosos negocios en
el área con nombres que evocan a Puerto Rico y en la creciente influencia
política de la población hispana. Y quedó plasmado en el saldo de víctimas en
Pulse, donde la mitad de los muertos tenían lazos puertorriqueños.

Es
el nuevo eje de migración, dijo Christina Hernández, consultora de
comunicaciones de antecedentes puertorriqueños que está ayudando a familias de
las víctimas. Todo puertorriqueño tiene familiares en Florida
central.

Esa
conexión entre el ataque en Orlando y Puerto Rico quedará en manifiesto en los
próximos días en funerales
y memoriales en toda la isla.

Cuando
ocurrió el ataque era “Noche Latina” en el club y había personas de
varios países, incluyendo México, 
Venezuela y Cuba. Funcionarios dijeron que al menos
23 de los muertos eran puertorriqueños.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.