COMPARTE

AFP

La española de origen venezolano Garbiñe Muguruza (N.4) se clasificó por primera vez para la final de Roland Garros este viernes con una exhibición de autoridad ante la australiana Samantha Stosur (N.21) y jugará por el título el sábado ante la número 1 mundial Serena Williams.

En la Suzanne Lenglen Muguruza ganó por 6-2 y 6-4 en 1 hora y 16 minutos. Al mismo tiempo la vigente campeona sellaba su pase en la Philippe Chatrier ante la holandesa Kiki Bertens (58ª) en dos sets (7-6 (9/7) y 6-4).

La española perdió ante Serena Williams en Wimbledon 2015, la única final de Grand Slam que ha disputado en su carrera.

“He jugado muy bien hasta el 5-2 del segundo set. Siempre es un momento difícil cuando vas a concluir el partido, estaba un poco nerviosa y ella jugó muy bien”, dijo nada más finalizar la tenista hispana.

En las estadísticas Muguruza fue muy superior. Sumó 20 golpes ganadores por los 12 de Stosur y limitó sus errores no forzados a 18, por 20 de la australiana.

Con su triunfo en la Suzanne Lenglen se convierte en la primera española que alcanza la final en París desde que lo hiciera Conchita Martínez, actual capitana de Copa Davis y Copa Federación, en el año 2000, cuando perdió con la francesa Mary Pierce.

La jugadora nacida en Caracas arrasó a su rival desde el principio. En la primera manga acertó 2 de sus tres bolas de rotura (por ninguna de Stosur), para situarse 4-0 en 15 minutos y 6-2 en poco más de media hora.

Entonces el duelo tenía un sentido único. Muguruza jugaba a placer dominando los puntos y la australiana era incapaz de seguir el ritmo, irregular en sus defensas, sin inquietar a la española en ataque.

DUDAS PARA CERRAR EL PARTIDO

Stosur, una tenista experimentada con una final de Roland Garros (2010) y dos semifinales (2009 y 2012) en la mochila, empezó a dar muestras de poder competir mediada la primera manga.

Por fin en la segunda se situó al nivel de la española. Ambas jugadoras se rompieron el servicio (2-2) y parecía que el partido iba a estar más reñido.

Pero fue un espejismo. Agresiva, continuamente desplazando a su rival más allá de la línea de fondo, Muguruza frenó la reacción de su rival con personalidad y variedad de golpes.

Veterana del circuito, Stosur fue capaz de aplazar la resolución y provocar alguna duda en Muguruza, que sufrió síntomas del mal de altura, cediendo su segunda rotura de la manga cuando servía para ganar.

Con la experiencia que le otorga los dos años que han pasado desde que saltó a la fama al ganar a Serena en París, la jugadora de 22 años cerró el duelo con autoridad.

“En la final debo guardar las emociones porque a veces son malas. Tengo que mantener la calma, prepararme para jugar tan bien que no pueda lamentar nada”, dijo antes de dirigirse a los vestuarios.

“Lo he pasado mal porque quería ganar hoy a Stosur, una jugadora que ya había hecho final aquí. Me puse un poco tensa al final. Jugar la final de un Grand Slam es genial, ganar uno es para lo que todo el mundo entrena y sueña”, mencionó la española venezolana en rueda de prensa.

A partir de este pequeño análisis de su semifinal, la comparecencia de Muguruza se centró en su partido del sábado ante Serena, la jugadora ante la que saltó a la fama en 2014 al ganarla en Roland Garros y con la que perdió en Wimbledon 2015 su única final de Grand Slam.

“Voy a concentrarme en cómo tengo que jugar ante este tipo de jugadora. Todo lo que esté en mi lado. Debo fijarme en el proceso, en lo que tengo que hacer y no en lo que no puedo controlar”, respondió cuando le preguntaron si Serena podría pagar el cansancio, tras jugar tres días consecutivos.

Ante el micrófono la jugadora nacida en Caracas insistió en el aprendizaje, antes de jugar por segunda vez el partido por un título grande.

APRENDIZAJE

“Me han pasado muchas cosas en poco tiempo, cuando llegue el momento tengo que acordarme de lo que hice bien y mal”, dijo.

“Yo me acuerdo del partido de Wimbledon, pero seguro que ella se acuerda del que jugamos en Roland Garros. Tengo que salir a la pista a jugar y hacer todo lo que aprendí en Wimbledon, los detalles, e intentar que no pase otra vez”, explicó.

Muguruza dijo que desconocía si la estadounidense tenía problemas físicos. “Ni siquiera la he visto jugar”, añadió.

Luego hizo un análisis táctico de la final: “Creo que las dos tenemos un juego muy dominante, queremos tomar el mando del punto y del partido en la primera bola, lo antes posible”.

“Cuando he jugado contra ella el partido también ha dependido de mí en algunos momentos. Creo que puedo darle muchísima guerra”, añadió.

Finalmente destacó la importancia de ganar un Grand Slam ante Serena: “Ganar ante una de las mejoras jugadoras da más placer, es como si un chico le toca una final contra Federer. Es la final ideal y ojalá pase”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.