COMPARTE

Este sábado falleció la niña zuliana Floriannys Calles, quien permaneció 10 días hospitalizada tras envenenarse al comer un trozo de yuca amarga cruda en su residencia en Tía Juana, municipio Simón Bolívar de la Costa Oriental del Lago (COL).

Según reseñó el diario Versión Final, la madre de la pequeña Adreana Márquez denunció que la niña nunca recibió atención especializada en el Hospital Chiquinquirá. “Ahora que murió si quieren hacerle los exámenes necesarios. Ahora si quieren investigar, pero cuando mi niña vivía no hicieron nada por salvarle la vida”, dijo la madre.

También agregó que la pequeña estaba respondiendo a los estímulos y que su actividad cerebral estaba mejorando. 

“Los médicos dicen que no saben de qué murió Floriannys, le estaban inyectando medicamentos y no tenían un diagnóstico preciso“, agregó.

Por su parte, Sandra Calles (tía) informó que los médicos llamaron a una comisión del Cicpc para realizarle un estudio forense. “Nos dijeron que su corazón empezó a perder frecuencia cardíaca, hasta que murió”.

Familiares aseguraron que harán una denuncia formal y agradecieron la ayuda de los buenos samaritanos.

Con información de Versión Final.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.