COMPARTE

AP/AFP

LeBron James sumó 41
puntos, 11 asistencias y ocho rebotes, y los Cavaliers de Cleveland obligaron a
un séptimo partido en la final de la NBA, al vencer el jueves 115-101 a los Warriors de Golden
State.

James, quien llegó a
anotar 18 puntos seguidos en un tramo del sexto encuentro de la serie, totalizó
41 unidades por segundo duelo seguido. Dio así otro aporte invaluable para los
Cavs, que intentan una remontada histórica.

Ningún equipo se ha
recuperado de una desventaja de 3-1 en la final de la liga.

Sólo dos veces en la
historia de las finales de la NBA un equipo que se quedó atrás 1-3, como le
ocurrió a los Cavaliers, forzó un séptimo juego: fueron los New York Knicks en
1951 y Los Angeles Lakers en 1966.

Cleveland podría
conquistar el primer título para la ciudad en 52 años dentro del deporte
profesional si se impone el domingo en Oakland.

Stephen Curry
totalizó 30 tantos por los Warriors pero fue expulsado en el cuarto periodo
luego de cometer su sexta falta. Curry lanzó su protector bucal mientras
discutía la decisión.

La imagen evidenció
la desesperación en que han caído los Warriors en una serie que parecían
controlar con tranquilidad.

El séptimo partido
de esta final será el próximo domingo en Oakland, sede los Golden State
Warriors.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.