COMPARTE

AFP

Surgido
hace poco más de medio siglo como alternativa a la bipolaridad de Estados
Unidos y la Unión Soviética (URSS), el Movimiento de Países No Alineados (NOAL)
es una agrupación de 120 naciones que busca recobrar vigor, apagados los fuegos
de la Guerra Fría.

El
NOAL, que celebra su XVII Cumbre en Isla Margarita, en el Caribe de Venezuela,
es presidido a partir de este sábado durante tres años por este país petrolero,
sumido en la peor crisis económica y política de su historia reciente.

Analistas
internacionales ven al Movimiento como una pieza de museo de la Guerra Fría,
tras la caída del Muro de Berlín (1989) y la disolución de la URSS (1991).

Señalan
que aunque su fin era conservar una posición neutral frente a las
superpotencias y levantarse como tercera voz, algunos países permanecieron
aliados a Washington y otros a Moscú, como Cuba.

“Es
un bloque en decadencia (…), un foro político para buscar la forma de que los
países más desarrollados tengan políticas más flexibles con los otros”,
aseguró a la AFP Raquel Gamuz, profesora de política exterior de la Universidad
Central de Venezuela.

Sus
defensores plantean una renovación, destacándolo como el segundo mayor
organismo del mundo, después de Naciones Unidas, por número de miembros: 120
estados y 17 observadores. 

Esos
países representan casi dos tercios de los integrantes de la ONU y albergan 55%
de la población mundial
. El 80% de las reservas mundiales de petróleo están en
países OPEP, miembros plenos del Movimiento.

Viejos y nuevos colonialismos 

El mandatario venezolano Nicolás Maduro, quien
recibió la presidencia de los NOAL de manos de su homólogo iraní, Hasan Rohani,
propone convertirlo en una organización contra las nuevas formas de
recolonización, en momentos en que acusa a Estados Unidos de apoyar a sus
opositores para derrocarlo. “Venezuela
está enfrentando una arremetida global que es contra toda América Latina y el
Caribe, una arremetida que pretende reimponer, recolonizar la política, la
economía, la cultura y la vida de nuestros países
“. 

El NOAL
tiene sus raíces en la Conferencia de Bandung, celebrada en Indonesia en 1955,
que reunió a 29 gobernantes, y nació formalmente en la Cumbre de Belgrado en
1961, donde Cuba fue el único país de América Latina que participó en calidad
de miembro. Jugó un papel importante en la lucha contra el colonialismo, el
racismo y el apartheid en Sudáfrica.

 Algunos
de sus líderes emblemáticos fueron Gamal Abdel Nasser (Egipto), Shri Jawaharlal
Nehru (India), Josip Broz Tito (Yugoslavia), Fidel Castro (Cuba), quien
presidió el organismo en dos ocasiones antes de que la isla restableciera
relaciones con la Casa Blanca, en 2015, en lo que era considerado el último
conflicto de la Guerra Fría en el continente.

 Los
críticos del Movimiento aseguran que ha reunido a dirigentes polémicos, algunos
acusados de ser dictadores y violar los derechos humanos. 

A la
Cumbre en Margarita, que tratará temas como paz, independencia, solidaridad,
soberanía, no injerencia y cooperación, asisten sólo los mandatarios de Irán,
Zimbabue, Cuba, Ecuador, Bolivia, El Salvador y la Autoridad Palestina. Los
demás países están representados por sus cancilleres y otros diplomáticos.

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.