COMPARTE

EFE

La oposición venezolana mantuvo este jueves la agenda de protestas contra el Gobierno pese al inminente inicio del diálogo político con la mediación del Vaticano y en medio de un creciente clima de crispación que esta jornada se alimentó con una sesión legislativa crítica al oficialismo y amenazas del chavismo.

Este jueves, la oposición continuó con el debate parlamentario sobre la responsabilidad política del jefe de Estado, Nicolás Maduro, en la crisis y la ruptura del orden constitucional que según el antichavismo se produjo con la suspensión del camino al referendo revocatorio presidencial.

Para la sesión de este jueves, la Asamblea Nacional recibió a varias personas que aseguraron ser víctimas de los operativos de seguridad que ha implantado el Gobierno y otras que dijeron ser discriminadas en la entrega de las bolsas de alimentos subsidiados por el Estado.

Al finalizar la jornada parlamentaria, el presidente de la AN, Henry Ramos Allup, dijo que envió a Maduro la convocatoria a comparecer ante el Parlamento, después de que el martes la Cámara aprobara iniciar un proceso para determinar su responsabilidad en la “ruptura del hilo constitucional”.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) también reiteró hoy la convocatoria a un “paro ciudadano nacional” de 12 horas para el viernes con el fin de presionar para que el Gobierno “acate la Constitución” y respete el “derecho a elegir”, en referencia a la suspensión del revocatorio.

“El llamado a paro ciudadano es para el pueblo: a dejar las calles y puestos de trabajo vacíos desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Esto no es un paro patronal o comercial, es un paro de TODOS”, dijo la MUD en un comunicado.

“¡Venezuela, el 28 que nadie salga de su casa!”, pidió la alianza.

Pero, pese a esta agenda de protestas que hasta el momento se mantiene hasta el próximo 3 de noviembre con una marcha que irá hasta el palacio presidencial de Miraflores, la MUD dijo que se sentará en una mesa de diálogo con el chavismo.

“(Tenemos) la decisión de ir el domingo a decirle al representante del papa y a los representantes del Gobierno la necesidad de retomar de manera urgente la agenda electoral para solventar esta crisis”, afirmó el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba.

El anuncio se produce un día después de que el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles asegurara que la oposición no asistiría a esta cita en la isla de Margarita, anunciada el lunes por el enviado del papa Francisco a Venezuela, Emil Paul Tscherring.

Torrealba dijo que en ese potencial diálogo se podría llegar a un acuerdo político para aprobar en el Parlamento, “mediante una enmienda constitucional” que se realicen unas elecciones adelantadas para elegir presidente, gobernadores y alcaldes.

Maduro, entretanto, dijo que “llueva, truene o relampaguee” participará en la reunión de inicio de un diálogo político con la oposición este domingo.

“Vamos a seguir trabajando, todas las medidas necesarias para que el diálogo se instale, tenga éxito y Venezuela derrote el golpe de Estado parlamentario que ha activado la derecha golpista con el apoyo del Gobierno de los Estados Unidos, los vamos a derrotar, con más paz, diálogo, igualdad, justicia”, agregó.

Horas antes, sin embargo, el presidente dijo que su Gobierno hará una inspección a las empresas del sector agroindustrial y farmacéutico del país este viernes y que aquella que secunde la huelga general convocada por la oposición será “recuperada por la clase obrera”.

“Empresa parada, empresa recuperada por la clase obrera (…) no voy a dudar ni voy a aceptar ningún tipo de conspiraciones”, afirmó.

Por su parte, el diputado y primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, convocó es jueves a los partidarios del chavismo a movilizarse hasta Miraflores el 3 de noviembre para defender a Maduro, justo el mismo día que la oposición convocó a sus seguidores al mismo destino.

“Derrota viene para la burguesía, el 3 (de noviembre) el pueblo se va para Miraflores (…) el 3 le diremos al mundo: Venezuela se respeta”, dijo al tiempo que advirtió que el oficialismo no permitirá que la oposición entre al municipio caraqueño de Libertador donde está ubicado el palacio presidencial.

Bajo este escenario, Amnistía Internacional dijo en un comunicado que teme que “la violencia pueda intensificarse en el marco de las nuevas manifestaciones convocadas por la oposición, generándose abusos masivos por parte de las fuerzas del orden venezolanas”. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.