COMPARTE

EFE

La oposición venezolana logró sumar el jueves la validación de 326.381 firmas, un poco más de las 200.000 requeridas para solicitar la activación del referéndum revocatorio en contra del presidente deVenezuela, Nicolás Maduro, mientras el chavismo salió a protestar en contra del “intervencionismo” de la OEA.


En un día en el que la situación de la crisis venezolana se debatía en la Organización de Estados Americanos (OEA), los opositores al Gobierno de Nicolás Maduro acudieron a las sedes donde podrían validar las firmas con las que solicitan su revocatoria.

Los cientos de venezolanos que hacían colas para validar sus firmas manifestaban su disposición a que se dé el referéndum para lograr un cambio de Gobierno.

Tal es el caso de Greys García, quien dijo a Efe, que si ya estaban “pulidos” (expertos) para hacer colas para comprar comida, entonces “bueno, hay que sacar a esa gente”.

Por su parte, Ana Aguirre, manifestó que haría la cola para validar su firma “hasta la hora que sea” y que además era “la mejor que hacía”.

Y María Rodríguez decidió enviarle un mensaje a la canciller, Delcy Rodríguez, en el que le señalaba que la cola que estaba haciendo no era precisamente porque apoyara la gestión del Gobierno, sino porque querían “salir” de él. “Que vea la cola”, agregó, refiriéndose a la canciller venezolana.

Entre tanto, los seguidores del chavismo se concentraron en las principales plazas Bolívar del país caribeño, para repudiar el “intervencionismo” de la OEA.

Con la premisa de rechazo al “intervencionismo”, propuesta ayer por el jefe de Estado, personas como José Torres, aseguraban que defenderían a su patria “en el terreno que sea”, pues no estaban de acuerdo con que la OEA debatiera la situación de su país.

Sin embargo, otro sector de la oposición también salió a manifestar exigiendo a los países miembros de la OEA, frente a su sede en Caracas, que votaran a favor de la Carta Democrática Interamericana (CDI).

“Estamos en el piso (suelo) de la OEA para enviarle un mensaje desde aquí a todos los países de América que están en esa sesión hablando de nosotros (…) Venezuela está sufriendo”, dijo la opositora Lilian Tintori, esposa del político preso Leopoldo López, que encabezaba la manifestación de unas pocas decenas de personas.

Pero al final del día la oposición venezolana celebró el hecho de que al menos 20 de los países miembros de la OEA aceptaran discutir el informe que presentó el secretario general del organismo, Luis Almagro, sobre la situación de Venezuela.

Uno de los promotores del referéndum revocatorio, Henrique Capriles Radonski, escribió en su cuenta de Twitter que “Maduro y sus enchufados en la OEA” estaban “derrotados en el orden del día”.

“Nuestro Pueblo y nuestra Venezuela no está sola”, agrega Capriles en el mensaje.

Posteriormente, la activista Tintori dijo que lo que sucedió en la OEA no tenía “precedentes” porque “hoy la OEA abraza a los venezolanos”.

A pesar de esta celebración por la sesión de la OEA, la alianza de opositores denunció que durante el cuarto día de validación de las firmas para el revocatorio, los “obstáculos” e “incidencias” para llevar a cabo tal acción continuaron.

La diputada de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), Delsa Solórzano, aseguró que el Consejo Nacional Electoral (CNE, Poder Electoral) ha impedido a las personas validar sus firmas “con la excusa de que pueden volver mañana”.

Y en ese sentido expuso que este viernes el ente electoral no tendrá “excusas” para impedirle a los ciudadanos que validen sus firmas porque “el Consejo Nacional Electoral asumió el compromiso de que si hay electores en las colas” los centros electorales no deben cerrar.

Asimismo, dijo que el CNE continuó con el proceso de retraso que denunciaron el miércoles y que estados como Monagas, en el este del país, se perdieron horas de validación por falta de luz, mientras que en el céntrico estado Aragua “intentaron cerrar varios puntos de validación con armas de fuego”.

La alianza opositora anunció ayer que había superado la cantidad de firmas requeridas para activar el revocatorio, para el cual se necesitan unas 200.000 correspondiente al 1 % del padrón electoral, según lo establecido por el ente electoral.

Sin embargo, una vez superado este paso los opositores deberán volver a recoger firmas, en esta ocasión en un número equivalente al 20 % del padrón electoral, es decir unos cuatro millones, lo que sería el penúltimo paso para el referendo. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.