COMPARTE

Eduardo [email protected]

La situación del antesalista Pablo Sandoval se complica aún
más. El venezolano podría perder un tiempo significativo en la presente
temporada tras conocerse la posibilidad que necesite una cirugía en su hombro
izquierdo lastimado.

El gerente general Dave Dombrowski sin dar detalles de los
resultados de un examen de resonancia magnética que se le practicó al porteño informó
al diario The Boston Herald que “hay mucho que hacer en ese hombro”. De momento
Sandoval visitará en los próximos días al prestigioso médico James Andrews para
una segunda opinión médica.

Se desconoce exactamente cómo se lesionó Sandoval. El
carabobeño se limitó a decir el miércoles a que al despertar en la mañana no
podía mover el brazo y posteriormente fue colocado en la lista de incapacitados
por 15 días.

Sandoval
dijo que los resultados de esa resonancia magnética “son malos” y que su hombro
todavía “está adolorido”. “No sé si seré operado, solo quiero ver lo que
ocurrió”, agregó el carabobeño al portal Espn.com.

También
Sandoval negó que haya dicho que solo jugaría en Boston si lo hacía como
titular. “Yo no dije
eso. ¿Cuándo lo dije? Hagánme saber cuando lo dije. Es solo un reporte. No
quiero ser una distracción”.

Mäs temprano el viernes en declaraciones al mismo Boston
Herald un antiguo preparador físico personal del jugador señaló que Sandoval
tiene un desorden alimenticio que necesita “una niñera para que no coma de más”.

Ethan Banning trabajó con Sandoval cuando jugaba con Gigantes
de San Francisco y relató que en una ocasión tras pasar las navidades en
Venezuela el pelotero aumentó 10 kilos de peso en 21 días. También contó que
durante tres semanas ayudó a ocultarlo de sus jefes para que no vieran su
estado físicio mientras se entrenaba para perder ese sobrepeso.

 “No es una cosa
de ejercicios, es un asunto de comer. Obviamente el ejercicio es un factor
importante en esto, muy importante, pero comer es un componente que él necesita
manejar y ser monitoreado. Tuvimos un chef en el equipo que le cocinaba todas
sus comidas. Me preocupo por él en gran medida, pero es un amor difícil. Él
necesita ser lo suficientemente inteligente para reconocer que hay un problema.
Es como el alcohólico que no va a admitir serlo. Bueno, no puedes asumir que lo
eres si nunca admites que hay un problema. Tiene que asumir eso”.

Eso sí, Banning reconoció que Sandoval es un trabajador
incansable cuando se propone a bajar de peso. En aquella oportunidad el “Kung
Fu Panda” entrenó duro todos los días.

“Entrenaba tres veces al día en seis días de la semana y el
domingo trabajaba el doble. Es un tipo muy competitivo y trabaja fuerte. Puede
bajar de peso otra vez porque lo ha hecho antes, pero tomará tiempo”, señaló
Banning. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.