COMPARTE

Beatriz Rojas/@rojas_beatriz

En el Instituto Neuropsiquiátrico Guacara no hay pacientes corpulentos, todos están perdiendo peso progresivamente porque solo reciben dos comidas al día. Pero lo más grave de la situación es que no llegan los medicamentos y ya se están notando los efectos negativos de esa situación.

El psiquiátrico, fundado hace 31 años, está ubicado en la población de Yagua, municipio Guacara, y alberga a 192 pacientes. De esta cantidad, 165 están referidos por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), el resto son pacientes privados.

El doctor Matías González es su director y asegura que, producto de la situación de crisis que se vive en el país, en los últimos meses las cuentas no dan, por más que se hagan cálculos adicionales.

Completamente vacíos los estantes donde deberían estar los medicamentos. (Foto/Rafael Freites)

El IVSS cancela mensualmente 61 mil bolívares por paciente. Todo ese dinero se utiliza para comprar alimentos, algunos fármacos porque la mayoría no se consigue, pago de personal y para el mantenimiento de la infraestructura, entre otros compromisos. Eso representa un gran déficit presupuestario, según informó el doctor González, por cuanto los egresos siguen siendo mucho más altos que los ingresos.

Antes se gastaba en alimentos un máximo de 2 millones de bolívares mensual, pero ahora se requiere más de cinco millones. Los gastos totales mensualmente suman cerca de 12 millones de bolívares, que incluyen los pagos de 74 trabajadores.

En vista de la situación, este centro junto con 147 clínicas del ramo, presentaron un estudio económico ante el IVSS donde dejaron evidencia del déficit presupuestario, con la intención de les incrementen las partidas mensuales. Sin embargo, la respuesta del instituto fue negativa desde todo punto de vista. El presidente Carlos Rotondaro les dijo que no cuenta con presupuesto para hacerlo, por eso tiene previsto retirar entre 700 a mil pacientes de las clínicas, para poder cubrir los costos de los otros.

La furia de algunos pacientes que no reciben la medicina adecuada, los lleva a causar destrozos. (Foto/Rafael Freites)

Los directores de los institutos psiquiátricos se quedaron sorprendidos, cuando les sugirió que quienes no puedan mantener a sus pacientes, que los manden para sus casas. González señaló que esto último es imposible de hacer, porque se trata en muchos de los casos de pacientes psiquiátricos crónicos, que no pueden volver a sus hogares porque su hábitat natural es el instituto. Allí hay enfermos hasta con 25 años de permanencia, por lo que no reconocen otro sitio para estar sino ese.

En vista de la situación, convocó a una reunión con familiares de los pacientes, la cual tuvo bastante receptividad. La mayoría se comprometió a ayudar donando alimentos en la medida de lo posible, porque saben que no pueden tener a sus familiares enfermos en la casa.

Los pacientes no pueden ser devueltos a sus hogares. (Foto Rafael/Freites)

Hizo énfasis en la necesidad de que los pacientes puedan recibir los medicamentos que necesitan, porque algunos ya se han puesto agresivos y rompen todo lo que consiguen, lo cual representa un gasto adicional para el instituto.

Uno de los medicamentos más solicitados es el Sinogan, que permite que los pacientes estén tranquilos y no se descompensen.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.