COMPARTE

AP

 

Regresa a un lugar que es como su
segundo hogar, ante un viejo conocido. Manny Pacquiao no quiere arriesgar mucho
cuando enfrente a Timothy Bradley en la que podría ser la última pelea de una
extraordinaria carrera.

Como siempre, vuelan las
conjeturas sobre una posible revancha contra Floyd Mayweather Jr., aunque esa
posibilidad parece improbable. Su tan anticipada pelea en mayo del año pasado
fue un bostezo, y Mayweather no ha dado ningún indicio, al menos públicamente,
de que dará marcha atrás a su retiro.

Pacquiao podría acompañarlo en el
retiro, incluso si vence a Bradley en la tercera pelea entre ambos. El púgil es
candidato al Senado en Filipinas, un cargo que exige mucho más tiempo que su
puesto actual como congresista en su país natal. Las encuestas lo tienen como
uno de los favoritos para la elección del próximo mes.

La pelea del sábado por la noche
es en el MGM Grand, el mismo escenario donde perdió por decisión ante
Mayweather el año pasado. Y una victoria podría dar a Pacquiao el impulso final
para ganar en las elecciones.

Después de todo, no hay nada más
atractivo en la política que ser un ganador.

“Ha demostrado una y otra
vez que se debe al pueblo, y que es un hombre de palabra”, dijo Bradley,
quien ganó su primer combate contra el filipino en una polémica decisión, y
luego perdió el segundo también en las tarjetas de los jueces. “Siempre ha
demostrado que es un hombre íntegro, y creo que es la persona adecuada para ese
cargo”.

Pacquiao no ha querido confirmar
que esta será su última pelea, al señalar que todavía ama el boxeo pero que su
familia quiere que cuelgue los guantes. Su entrenador Freddie Roach ha dicho
que cree que Pacquiao se benefició del descanso tras la derrota ante
Mayweather, forzado por una cirugía de hombro, y que incluso a los 37 años
podría seguir activo.

“Me siento bien por el
descanso”, señaló Pacquiao, quien comenzó su carrera profesional en 1995 a los 16 años. “Me
siento fresco”.

Pacquiao no ha ganado una pelea
por nocaut desde 2009.

“No ha perdido nada de
velocidad”, afirmó Roach. “Todavía le quedan un par de peleas”.

El filipino tiene garantizado un
pago de siete millones de dólares contra Bradley, lejos de los aproximadamente
100 millones que recibió por enfrentar a Mayweather.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.