COMPARTE

Dayrí Blanco | @DayriBlanco07

La crisis tomó la butaca principal. Los trabajadores en plano abierto protagonizan una película donde la trama descansa en la falta de insumos y divisas. En Empresas Polar se vive en primera persona este drama entre líneas de producción detenidas porque no hay materia prima. El episodio más reciente ocurrió en la planta Salsas y Untables con la paralización de la producción de margarina, mientras en Superenvases la negociación de salida de 81% del personal está de la mano con la manufactura en cero desde hace más de dos meses.

Hasta el viernes 9 de septiembre alcanzó el aceite de palma que se necesita para la producción de 300 toneladas (tn) al día de margarina en sus presentaciones de 500 gramos y un kilo. Las cinco líneas están apagadas y a los 250 trabajadores de esa área se les activó la suspensión laboral establecida en la Ley Orgánica del Trabajo (LOT).

Aida Escalona, parte de la nómina de esa planta, recordó que desde el 8 de marzo se mantiene paralizada la producción de mayonesa por falta de aceite de soya. El personal, integrado por cerca de 200 trabajadores, se mantienen en sus casas cobrando una compensación del salario básico. Las líneas de salsa de tomate se reactivaron a mediados de agosto tras ocho meses de inoperatividad por la misma causa: falta de materia prima importada.

La neumonía de Superenvases

“Si a San Joaquín le da gripe, a Metalgráfica le da bronquitis y a Superenvases neumonía”, expresó José Ruiz, secretario general de la única fábrica de latas de Empresas Polar del país. La planta está detenida desde el 11 de julio y él lleva la cuenta exacta. “Ya son dos meses y tres días”, dijo al no ocultar su tristeza, quien tiene 22 años siendo parte de la compañía.

La caída en las ventas del líquido estrella de la firma es evidente. “Pocos compran cerveza. Los precios son inaccesibles. Y el mercado está siendo abastecido de botellas que son más baratas, no de latas. No hay nicho para nosotros que somos el último eslabón de la cadena”. Por eso es que está seguro que todo lo que pase en San Joaquín tiene incidencias directas en Superenvases. En Metalgráfica aún hay actividad, ahí se hacen chapas.

Ruíz no tiene privilegios por ser sindicalista. A él la crisis también le ha tocado de cerca. Toda la nómina, 134 personas están en suspensión laboral, 109 de ellos han sido llamados de manera progresiva por la gerencia para presentarles una oferta de negociación de retiro. “Cada quien está en su derecho de decidir si acepta o no”.

La incertidumbre reina en la planta con capacidad para producir 120 millones de envases al mes y que detuvo operaciones a 12,5% con apenas 15 millones de latas por severas fallas con la asignación de divisas para la compra de hojalatas de aluminio en el exterior. “No sabemos sinceramente si esto vuelva a arrancar”.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.