COMPARTE

Marielis Arteaga

La magia de la naturaleza  queda plasmada en este bosque natural de 4,5 kilómetros de
camino interno, radicalmente verde que hipnotiza a las retinas desde el primer
instante

La belleza,
variedad y exuberancia de diversas especies de flores que crecen en los bosques
de muchísimas naciones –tan cercanas como Costa Rica y tan lejanas como Japón- se
hallan en este espacio inigualable dispuesto en San Felipe, estado Yaracuy, a
una hora y media de Valencia.

Sin dudas, este
destino único en el país ha sido diseñado para que el viajero tenga una
experiencia única, frente a cuadros naturales vivos que se modifican con la luz
del día y de la tarde para beneplácito de los sensibles a la generosidad de los
paisajes.

Dentro del parque
se puede encontrar una perfecta combinación de flores multicolores, que van
desde los tonos más claros y sutiles como los de un bastón de la
Emperatriz  hasta el fosforescente de la
Alpina Porpurata.

La singular belleza
de heliconias, bromelias, orquídeas  minúsculas
que se muestran casi con timidez y los cientos de árboles centenarios, que
guardan más de 600 años de historia son parte del innegable atractivo.

Eso sí, las
sorpresas se extienden hasta una misión capuchina antiquísima y a un hotel
maravilloso que trasporta a la época de la colonia en un santiamén.

La Misión Nuestra Señora del Carmen

En 1720, los espacios
donde hoy se encuentra este rico destino fueron las bases para fundar la misión
capuchina de Fray Joseph de Cádiz, con una cantidad de habitantes comprendida
entre 200 y 500 indígenas de la zona.

Los clérigos
enseñaron a los locales de religión pero también de las labores agrícolas.
Después de cosechar, los trabajadores realizaban los trueques con otros
habitantes de zonas vecinas, valiéndose del cauce de la quebrada Maraña, la
cual hasta hoy atraviesa todo el parque.

Lamentablemente, en
1812 un terremoto acabó con la mitad de Barquisimeto, estado Lara y Yaracuy y
las instalaciones quedaron destruidas, sólo quedó en pie, una pared y dos
escalones.

En 1996 el dueño
del terreno, de nacionalidad ucraniana decidió reconstruir la misión en función
a planos encontrados y fue la arquitecta, Claudia Ramírez, la encargada de la
obra.

Se replicó la casa
principal con la Capilla de Nuestra Señora del Carmen pero además, se agregó
una estructura en frente para prestar los servicios necesarios de restaurantes.

Hoy, en un museo
tienen una réplica de la espada de Colón, de los cuartos de los monjes,
antigüedades de la época como armas, piedras, utensilios de comida, llaves de
plata, tijeras, ropas, monedas de la época colonial y una terracota original de
1720, hallada en excavaciones para hacer el sistema de riego del parque.

También, a un
costado de la misión, se encuentra la capilla donde esas terracotas se
encuentran formando los escalones del altar.

Dos restaurantes
invitan a deleitar el paladar. El Monje, es el rincón gourmet con platos de
autor, fusión de cocina venezolana e internacional. La otra opción es El
Trapiche, para complacer a los amantes de las carnes a la parrilla.

Flora y fauna del mundo exhibidas en un solo camino

Quienes han
visitado al estado Yaracuy, saben que es uno de los estados más verdes de todo
el país.

Sus precipitaciones
constantes y el benevolente clima se traduce en una particular flora  que crece a sus anchas.

Una vez concluida
la obra de la misión, fue notable que dentro de la extensión de la finca ya
crecían ejemplares admirables de Venezuela pero el arquitecto y paisajista
francés Jean Phillippe Tose sumó una colección formada durante años por hermosas
plantas de Colombia, Ecuador, Brasil, Panamá, Nicaragua, Costa Rica, Tailandia,
Singapur, Hong Kong y Australia, para completar una de las mayores representaciones
del mundo de heliconias y otras flores tropicales, haciendo posible, el Parque
de la Exótica Flora Tropical, el mayor jardín en su estilo en Latinoamérica,
pensado y ejecutado con cuidado absoluto.

El destino más
próximo a la magnitud de este remanso venezolano queda en Martinica, tiene una
extensión de 4
kilómetros y es propiedad del mismísimo paisajista,
Tose.

Entre los caminos
internos notará unos numeritos clavados en la tierra. Ellos indican la especie en
cuestión por si usted cuenta con la guía-inventario o el afiche –que puede
comprar en la tienda de la Misión- donde se expresan, los nombres científicos y
comunes de las flores.

En todo caso, los
guías, amables y muy bien formados, le irán nutriendo con sus conocimientos.
“este es la sección de los Micrófonos; aquí se observan los Pandanos y el
Tallito de la Felicidad; allá se ven el Camarón Amarillo y el Papiro, las Calas,
la Caña de la India, el Croto Morado y la Ginger Rosada; a esto de acá se le
conoce como la Cucarachita Morada; aquel es el Bastón del Emperador; esas son
las Palmas del Viajero y estás peluditas y pequeñas son los Lirios de Laguna
que crecen sobre la Bora”, se les escucha decir con una serenidad
envidiable. 

Los enormes árboles
como Indios Desnudos, Ceibas, Jabillos, Guayabos y Samanes no pueden pasar
desapercibidos. Son prolíficos en belleza propia pero se ven exaltados por plantas
trepadoras –existe una amplia variedad de Malangas- y helechos que los han
convertido en sus cómodas casas.

Pero el que más
destaca de los arbustos es El Abuelo, una Ceiba que tiene más de 600 años y
posee una altura aproximadamente de 30 metros. En el recorrido éste es un lugar en
el que de seguro se tiene que bajar y tomarse una foto y podrá sentarse en sus
enormes raíces que sobresalen de la tierra.

Durante el trayecto,
no tema en detenerse para oler y tocar con sutileza a las especies. Constate
sus texturas y llévese ese registro en la memoria, no sólo en la cámara
fotográfica.

Actualmente, la dirección del parque trabaja
en un área que aún está cerrada al público y que será el primer museo viviente
de heliconias.

Pero este lugar no
es sólo el santuario de las más hermosas flores, también lo es de aves,
mariposas, picures, peces, babas, galápagos y los aulladores araguatos que
dependiendo del día, pueden estar más o menos a la vista. ¡Son una muestra más
del armonioso ecosistema!

El gratificante
paseo se puede hacer a pie, en electromóvil o en carretas tiradas por elegantes
caballos Shagya árabes, provenientes de una finca que se encuentra dentro de la
misión. Más recientemente, se ha sumado la posibilidad de que los grupos más
numerosos puedan hacer el paseo sobre un tractor, dispuesto para 40
personas. 


Hotel La Antigua Misión

Los muchos
visitantes pedían una opción de hospedaje que estuviese a la altura así que
hace cuatro años se inauguró este hotel de arquitectura colonial.

Cuenta con 81
habitaciones en dos pisos, levantados alrededor de un hermoso patio central que
se roba las miradas.

La Antigua Misión
posee dos restaurantes donde se realizan diversos festivales gastronómicos durante
todo el año como el de la langosta.

Cuenta también con
una bella piscina y gran salón, con capacidad para 400 personas pero que puede
adaptarse en tamaño a las necesidades de los diferentes eventos sociales y
corporativos

El Spa Sakkara,
frente a la piscina, ofrece paquetes con las terapias más relajantes que los
turistas deseen. Sus espacios fueron diseñados perfectamente y con solo entrar
a ellos, se siente un ambiente tranquilo, sereno y sin estrés.

Daticos

– En el Parque se
puede realizar Arborismo, actividad que se practica en plataformas montadas en
las copas de los árboles y se va descendiendo de una altura a otra a través de
unas guayas. Existen cinco plataformas donde usted se sentirá como Tarzán en la
selva, brincando de un árbol a otro.

– Entre los
proyectos que se llevan a cabo se encuentran, la inauguración de un golfito con
obstáculos para toda la familia y el diseño de una cancha de paintball. Ambas
atracciones estarán funcionando a finales de este año.

 

 

 

 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.