COMPARTE

EFE

Con tres discos de estudio en
solitario en el mercado y un cuarto en cocinas, amén de colaboraciones con
algunos de los más grandes de la música latina como intérprete o compositora,
la mexicana Paty Cantú pasea estos días por España de la mano de Alejandro Sanz
como invitada de su gira.

“Mi nueva meta es que me
graben Raphael y Malú”, asegura a Efe esta artista nacida en EE.UU. y
criada en el Estado de Jalisco, que ha puesto voz, letra o música a temas de
Juan Gabriel, Ana Torroja, David Bisbal, Emmanuel o Carlos Gatica.

De todos ellos, reconoce, el que
más le ha marcado ha sido Alejandro Sanz, al que la unió en un primer momento
“la casualidad y las circunstancias del trabajo”. La invitó a cantar
con él en algunos conciertos (los primeros de muchos) y “la química
artística” ayudó a forjar “una linda amistad” que dura ya cuatro
años.

“Antes era un referente para
mí y ahora me ha empujado a atreverme, a no tener miedo de ser diferente y a
hacer la música como la hago, con amor y con propuestas arriesgadas”,
explica Cantú (Houston, 1983), quien acaba de ejercer como asesora del
madrileño en la versión mexicana de La Voz.

Gracias a él, ya ha puesto
“un primer pie” en España. “Tengo toda la intención de dar pasos
firmes aquí y de regresar durante el otoño para traer más música”,
anticipa la artista, que promociona su tema “Amor, amor, amor”, en el
que defiende la igualdad del amor más allá del género de sus protagonistas.

La cultura española no es algo
nuevo para ella. “Bailé flamenco durante un par de años, cuando era muy
chica, y nos presentábamos en teatros y todo”, recuerda Cantú con una
sonrisa, antes de subrayar que la curiosidad por descubrir mundo está en su
ADN, con una familia con raíces en Alemania, EE.UU., México y España y que tampoco
entiende de una religión concreta.

Seguramente eso es lo que le
permite ponerse en la piel de otros para escribir con la misma honestidad de la
que hace gala en sus canciones en primera persona.

“He dicho cosas en canciones
que no había dicho con palabras, porque cuando se arropan con música, te
sientes más protegido, como si la verdad no fuese tan dura. La música me ha
hecho valiente con los años y hoy no me da miedo decir las cosas de
frente”, afirma.

En sus letras, por ejemplo, en la
de otra de sus más recientes creaciones, llamada precisamente así,
“Valiente”, se enfrenta a “las expectativas sociales de que hay
que ser perfecta” y en su lugar defiende el margen para el error.

Es parte de su forma de entender
la música como un arte relacionado con la filantropía, ya sea para “abrir
camino a otras mujeres”, a los homosexuales o a los más desfavorecidos,
por ejemplo en Ecuador, donde lucha por varias causas sociales.

Actualmente trabaja en su nuevo
disco, el cuarto en solitario (previamente fue miembro del dúo Lu), que carece
de momento de título oficial y que podría estar listo “para finales de
este año o principio del que viene”. 

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.