COMPARTE

Felícita Blanco

Varios periodistas, entre ellos una pareja de corresponsales extranjeros, fueron hostigados y secuestrados por grupos oficialistas durante la cobertura de la protesta de médicos y pacientes del hospital “Dr. Ricardo Baquero”, conocido como Periférico de Catia, que trancaron la autopista Caracas-La Guaira.

La convocatoria era para las 10:00 de la mañana para denunciar que los médicos están trabajando con las uñas, no hay insumos y debido a las carencias varios pacientes han fallecido.

Los primeros en llegar fueron los reporteros locales, cubrieron la manifestación durante la tranca de la vía, mientras un piquete de oficiales de la PNB resguardaban el lugar.

Equipos de Telecaribe y Notiminuto, junto con dos corresponsales rusos y el reportero de Contrapunto, que llegaron retardados porque estaban en la calle 10 de Los Jardines del Valle, cubriendo una masacre (mataron a seis hombres en una guerra de bandas), se encontraban haciendo su labor cuando irrumpieron unos encapuchados vestidos de civil, que los insultaron y amedrentaron.

En medio de gritos se llevaron por separado a los extranjeros, quienes estuvieron casi una hora en poder de los violentos, supuestamente colectivos afectos del régimen.

Amenazaban con quitarles (robarles) las cámaras y destruirles las memorias. Los corresponsales del Canal Uno estaban acompañados por un intérprete y un escolta, alguien hizo una llamada y acudió un supuesto funcionario del Sebin, para negociar. Los colectivos accedieron a devolverles el material de trabajo bajo la condición de que no emitieran conceptos contra el gobierno, pues de lo contrario los buscarían donde se ocultaran.

Antes de liberarlos les tomaron fotografías a todos los documentos incluyendo pasaportes y cédulas de identidad. Dijeron que la productora, el intérprete y los escoltas venezolanos que acompañaban a los rusos, serían responsables de lo que emitieran a través del medio de comunicación.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.