COMPARTE

EFE 

Robert Lewandowski, autor de 42 goles con el Bayern esta temporada y de 13 con su selección en la clasificación, es la gran estrella, el centro de atención al que se encomienda la selección polaca que debuta en la Eurocopa 2016 el domingo, en Niza, ante una correosa Irlanda del Norte.

Lewandowski centra toda la atención. No sólo porque, pese a renovar por el Bayern, sigue siendo objeto de rumores, incluido un posible interés del Real Madrid, sino porque su capacidad goleadora es la que impulsa a una selección polaca a la que nunca le ha ido bien en la Eurocopa y que ahora sueña con convertirse en alternativa.

Ni en los tiempos de Lato y Boniek, semifinalistas en los Mundiales de Alemania’74 y España’82, la selección polaca logró clasificarse para la fase final y, cuando lo hizo, 2008 y 2012, no pasó de la ronda inicial.

Ahora, llega avalada por su actuación en un complicado grupo de clasificación (Alemania, Irlanda y Escocia), en el que sólo hincó la rodilla en su visita ante los campeones del mundo, a los que incluso derrotó en Varsovia (3-1).

Lewandowski tiene el complemento perfecto en Arkadius Milik, otro producto ajjacied, que puede abandonar pronto el Ajax si completa una buena actuación en Francia.

Enfrente, Irlanda del Norte aparece como un conjunto rocoso, que hace del conocimiento de sus carencias la mayor de sus virtudes, lo que le ha llevado a mantenerse invicto en los últimos 12 partidos. “Somos el tipo de equipo contra el que nadie quiere jugar”, ha avisado su seleccionador, Martin O’Neill.

No tiene estrellas y por eso se encomienda al espíritu de grupo, el mismo que le hizo clasificarse para una fase final de un gran torneo por primera vez desde 1986.

En la clasificación, Irlanda del Norte fue mejor que Rumanía y Hungría, otras dos selecciones presentes en Francia, lo que le da suficientes argumentos para reclamar que su presencia no va a ser sólo testimonial. “Estar aquí ya es un gran éxito, pero tenemos que intentar que nuestros jugadores no lo vean como tal”, ha dicho O’Neill.

La principal duda del técnico es el estado físico de Kyle Lafferty, el delantero autor de siete goles en la fase de clasificación, que se lesionó el martes. En su lugar, probablemente, juegue el atacante del Wigan Will Grigg.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.